GTRES

A Sara Carbonero se le atraganta su último trabajo: ¡intrusa!

Movida en la red

La presentadora y periodista ha prestado su voz al personaje de una película y... ¡acusaciones de intrusismo al canto!

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Está claro que las redes sociales son una herramienta de comunicación maravillosa, pero no tanto cuando estas se vuelven en tu contra. Y eso es un poquitín lo que le ha pasado a Sara Carbonero (38). La presentadora y periodista anunciaba recientemente en su Instagram un trabajo que había realizado y que le ha hecho muchísima ilusión: ha puesto la voz a un personaje de una película animada. De hecho, ella estaba feliz de la vida por asumir este nuevo rol que incluir en su currículum.

"Estoy feliz por poder compartir por aquí que he prestado mi voz a Tiffany Peluchi, uno de los personajes de #LosTiposMalos, la nueva comedia de animación del año. Ha sido una experiencia maravillosa. Tifanny es una reportera muy peculiar y espontánea que irá narrando en directo las aventuras y desventuras de la banda de atracadores más buscada y divertida del planeta, que llegará a los cines el 18 de marzo, ¡no os la perdáis!", escribía junto a una imagen de ella en el estudio de doblaje.

Una noticia que hacía que su muro se llenase de felicitaciones y de críticas. Sí, porque algunos de sus seguidores consideran que se está metiendo un poquito en una profesión que no le corresponde: la de dobladora. Pero no solo ha recibido las críticas de algunos de sus 'followers'.

Los actores y las actrices de doblaje han cargado contra Carbonero por "intrusismo laboral" al decir 'sí' a un proyecto laboral, poner voz a un personaje de una película de animación. Según fuentes consultadas por el programa de Telecinco, "la del doblaje es una industria muy castigada en España porque el salario base de los profesionales en nuestro país es de 22.545,68 euros al año, lo que supondría alrededor de unos 1.600 euros brutos al mes". 

Nuria Marín al rescate de Sara Carbonero

Mientras que la presentadora no ha dicho esta boca es mía, Nuria ha salido en su defensa: "Yo entiendo perfectamente a los actores de doblaje, pero, por otro lado, Sara Carbonero también funciona como reclamo. Ahora hay muchas personas a las que les da pereza ir al cine. Ya sea porque les cuesta, porque hay plataformas y prefieren quedarse en casa. Igual esas personas dicen 'si sale ella, pues sí tengo ganas de ir al cine. Creo que al final todos salen ganando por esta situación". 

Y tú, ¿cuál es tu opinión al respecto?