GTRES

Sara Carbonero vuelve a Oporto acompañada (pero no de Iker Casillas, obviamente)

Reencuentro con sus amigas

Se ha llevado a los niños a la ciudad donde crecieron.

CUORE.ES -

Como no dejamos de seguirle la pista en sus redes sociales, estamos muy al día de lo que hace y deshace Sara Carbonero (37): esta semana ha hecho un viaje muy especial, nada menos que a la ciudad de Oporto en la que vivió cinco años junto a su ya exmarido, Iker Casillas (40), y sus dos hijos y que abandonó hace casi un año, el pasado mes de septiembre, para volver a echar raíces en Madrid.

Sara ha publicado varias fotografías del reencuentro tan deseado que ha podido celebrar por fin con dos de sus mejores amigas de su antigua vida portuguesa, Filipa Cardoso y Ana Carolina Teixeira, quienes son nada menos que las madres de los mejores amigos que hicieron Martín y Lucas en el colegio durante sus años de escolarización en el país luso. "Volver... #Sin filtros", dice Sara en el texto que acompaña a sus fotos.

Tal es la relación que sigue uniendo a las tres amigas a pesar de la distancia, que Sara no ha dudado en describir a Ana Carolina y a Filipa como sus "hermanas de otra madre": todo ello mientras se refería a Oporto como la "ciudad más bonita del mundo".

Y más:

- El vestido 'tie dye' de Sara Carbonero con el que pasarse el verano entero

- Iker Casillas y una historia secreta con Sara Carbonero que solo sabe una persona

- Sara Carbonero e Iker Casillas vistos por primera vez en plan 'modern family'

Allí está disfrutando de unos días de descanso y bonitos reencuentros, seguro, junto a los niños, que son sus compañeros de viaje en esta aventura, y con ellos está aprovechando para ver la ciudad como turistas y rescatar unos cuantos recuerdos, que serán muchos... Sobre todo porque es la ciudad donde han vivido sus primeros años, inolvidables.

A Iker Casillas, en cambio, no le ha tocado volver a la ciudad donde trabajó todo ese tiempo... Pero parece que no le disgusta el plan, ya que a su vez publicaba una foto de sí mismo en una laguna en la que parece estar disfrutando bastante: como no ha dado pistas de su localización, la gente, en los comentarios dudaba de si se trataba de Navarredondilla, en Ávila, o de México. Dos destinos muy similares, claro que sí.