Sergio R. Moreno / GTRES

Sara Carbonero celebra pero no olvida y enseña su cicatriz vertical

Sara se nos ha puesto intensa en Instagram

La periodista cumple 38 tacos. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Sara Carbonero (38) ha vivido el día más especial del año para ella: su cumpleaños. Pero no un cumple cualquiera, uno donde hemos tenido intensidad a niveles estratosféricos. La periodista cumple 38 tacos y ha querido reflexionar en su Instagram con una foto inesperada, una imagen donde enseña sus marcas de guerra, su cicatriz vertical. ¿La has visto? 

Por si no tuviéramos bastante con la felicitación que le ha hecho su ex, Iker Casillas (41), ahora va Sara y nos deja picuetas con esta foto frente al espejo: "Suelo decir que para mí el año nunca comienza en enero, ni con el nuevo curso en septiembre. Soy más de iniciarlo el día de mi cumpleaños, cuando he completado una nueva vuelta al sol. Ahí hago una especie de valoración de temporada.", y es que este año ha tenido tela marinera, sobre todo por su relación con Kiki Morente. 

En la foto se puede apreciar perfectamente la cicatriz que recorre su tripa desde el ombligo. 

"Me encanta cumplir años, cuando era pequeña la noche anterior no podía dormir por los nervios y ahora en realidad lo que intento es celebrar cada ocasión que se preste. Por seguir con el balance, este último año ha estado lleno de cambios, crecimiento y aprendizaje pero sobre todo de aceptación y agradecimiento. ", escribe Sara. 

"Así que, huyendo de intensidades (a ver si lo consigo) solo diré que gracias enormes a la vida por ponerme otras 365 páginas en blanco por delante para llenarlas de las palabras más bonitas posibles. Me siento muy afortunada y feliz. Gracias de corazón a toda la gente que me acompaña en el camino, gente que tiene el cielo ganado conmigo. Sois mi verdadero tesoro. A los de siempre y a los que van llegando para quedarse. Gracias por no soltarme y por quererme tan bien.". Pues Sara, menos mal que no querías ponerte intensa, amigui. 

"No fue pensado ni planeado, no estaba posando pero al ver la foto pensé que hoy, día de celebración, era también el perfecto para compartir otro logro. Un logro que no es ni más ni menos que me caen 38 años, me miro en el espejo y me gusta lo que veo mientras abrazo la imperfección. Mi cuerpo es otra forma de recordar el camino.", sí, habla del duro proceso que ha vivido estos últimos años por culpa de sus enfermedades. 

"El tiempo y sus costuras. Cicatrices que ya sonríen en mi piel. Grito vida." ¡Qué bonito, Sara!