GTRES

Sandra Pica ya tiene curro de verano (y no, no es en la tele)

Tom Brusse sueña con unas vacaciones con su ex, pero...

Tiene una importantísima función en el negocio familiar.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Sandra Pica es la catalana que llegó a 'La isla de las tentaciones 2' dispuesta a arrasar. Conquistó a Tom Brusse y con él participó en 'La Casa Fuerte'. A 'Supervivientes' se fue solo para darle una mala noticia, pero da igual. Fuera de los realities la estudiante de moda sigue dando que hablar. Está conociendo a Julen, lo peta en las redes sociales... Vamos, que se ha convertido en toda una estrella con méritos propios. Aunque la fama y la tele no duran para siempre y a veces toca trabajar. Sandra lo sabe, y de hecho tiene un oficio totalmente ajeno al mundillo telecinquero. Te lo contamos.

La extentadora ha vuelto a la actualidad por su relación con Julen, el ex de Violeta. Esto mientras su novio sufre lo que no está escrito en Honduras... No hay plató que no quiera tenerla, y su Insta es un no parar de colaboraciones y fotos pagadas. Tiene más de 290.000 followers.

A sus 22 años la catalana tiene una vida de escándalo (bolsos de marca, viajes a Ibiza y todo lo que te puedas imaginar), pero ojo porque nada le sale gratis. Como ella misma ya lo había dicho, a su abuela en Francia le tocó un premio Euromillón, y desde entonces toda la familia vive de una forma muy acomodada. Tienen un negocio.

Vale, pero por qué te estamos contando todo esto, te estarás preguntando. El caso es que Sandra trabaja. La influencer se ha puesto delante de la cámara de su móvil para compartir algo que, para decir la verdad, no nos lo imaginábamos: su familia tiene un hostal en Barcelona y ella es una más del equipo.

Pica en estos momentos tiene bastante trabajo en redes y también en la tele, pero es algo esporádico. Como te decíamos, su familia regenta un hostal y la ex de Tom Brusse lleva toda su vida adulta trabajando allí. "Cuando no estudiaba en verano trabajaba con ellos y es lo que llevo haciendo un montón de años. Mi vida sigue siendo la de siempre y yo sigo trabajando con ellos", ha dicho.

Vale, muy bien. Curra en el hostal, ¿pero qué hace exactamente? "Lo que me toque es lo que hago", ha puntualizado refiriéndose a que si hace falta alguien en el bar, allí está ella, de camarera. Si el hueco es en recepción, para allá que se va.