kimkardashian / INSTAGRAM

Saint, el hijo de Kim Kardashian, en silla de ruedas y escayolado

Pues no es ningún 'Saint' este niño

Vaya sustaco.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Saint, el hijo de Kim Kardashian (40) y Kanye West (44) se ha roto el brazo. Esto, que es algo relativamente normal en los niños que no paran quietos, ha pillado totalmente desprevenida a su madre, que según ha contado ella misma en Instagram, se ha llevado un disgustazo con la noticia que le ha hecho llorar más a ella que al pequeño.  

Así, al salir del hospital, ha compartido esta foto de su hijo con el brazo derecho escayolado y sentado en una silla de ruedas con la frase "¿Quién crees que ha llorado más hoy? Mi bebé se rompió el brazo por varios sitios hoy. No estoy bien."

@kimkardashian / INSTAGRAM

Luego compartió otra foto del brazo del pequeño enyesado con el pie de foto: "Pobre bebé". De momento, su madre no ha querido dar más información al respecto así que no está claro cómo se rompió Saint el brazo, pero lo que es seguro es que seguro que va a estar unos días más calmadito.

No es la primera travesura que hace, ya que hace unos meses quiso arrancar 2021 intentando hacerse un cambio de look a él mismo, aunque su madre le sorprendió antes de que consiguiera ir demasiado lejos. Según ha desveló la propia Kim en Instagram, el niño de 5 años echó mano de unas tijeras para manualidades, que puede usar sin peligro porque tienen la punta redonda, y se cortó parte del cabello en la zona superior de la cabeza. Kim incluso mostró una fotografía de los mechones de pelo que le faltaban y otra en la que se podía apreciar cómo había quedado su habitual melena rizada. 

De hecho, Kim ha asegurado que "cede" rápidamente cuando sus hijos quieren algo, pero que está tratando de poner más límites ahora que están creciendo. "Cuando mis hijos quieren algo, normalmente caramelos, me miran directamente a los ojos y me atraviesan. Suelo ceder y darles lo que quieren. Soy muy tranquila por naturaleza, lo que creo que se traduce en mi forma de ser madre. No me estreso ni me impaciento, lo que creo que es sin duda un superpoder cuando tienes tres niños de cinco años o menos corriendo por ahí."

Y a Kim le encanta que sus hijos compartan un vínculo tan fuerte porque le recuerda a cuando ella crecía con sus hermanos Kourtney Kardashian (42), Khloé Kardashian (37) y Rob. "Se llevan tan bien y tienen tanto amor entre ellos. Me recuerda a cuando crecí con Kourtney, Khloé y Rob. Hay algo tan especial en tener una gran familia, y estoy feliz de que mis bebés tengan esa experiencia de la forma en que yo la tuve".