@rocioseguirviva / TWITTER

Rocío Carrasco habla públicamente de la paliza que le dio su hija, Rocío Flores

Según sus palabras, su hija fue incitada por Antonio David Flores

Un testimonio MUY duro y que nunca había visto la luz.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Después de años sin pisar un plató de televisión (más de veinte) Rocío Carrasco acudía a las inmediaciones de Mediaset para aclarar con sus propias palabras todo lo que hemos visto en los siete episodios emitidos de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva'

Uno de los primeros temas a tratar fue aquella mañana del 27 de julio de 2012 cuando Rocío Flores le propinó una paliza a su madre y fue la última vez que ambas tuvieron contacto. Antes de que Rocío Carrasco entrara en plató, Telecinco hacía públicos unos documentos que todavía nadie había visto donde se recoge todo lo que pasó aquel día: la sentencia de malos tratos que su hija ejerció sobre la de Rocío Jurado.

Además, desmintiendo lo que media España pensaba, Rocío Carrasco ha querido dejar claro que ella jamás denunció a su hija y que su declaración ante el juez fue porque actuó de oficio.  "Nunca podría denunciar a mi hija, es lo más maravilloso que me ha pasado", decía muy emocionada. 

La hija de Rocío Jurado explicaba su versión de los hechos de aquella terrible mañana: "Aquella mañana Rocío me agredió, pero no era ella la que me pagaba, era su padre. Porque quiero dejar claro ya desde el principio que mi hija fue verdugo porque antes fue víctima de esa persona (Antonio David Flores). Y era muy vulnerable". Rocío Carrasco piensa que su hija actuó bajo las directrices de su padre Antonio David Flores

Pero la historia no acaba aquí pues Rocío Carrasco cuenta que su hija paró de pegarla cuando la vio inconsciente en el suelo y se asustó. Ahí fue cuando entró al coche para ir al colegio y descolgó el teléfono para decir a su padre: "Papá, ya está hecho". Ese mismo día, cuando Rocío Flores sale del colegio va con su padre a la Guardia Civil para denunciar a su madre por maltrato habitual. 

Además, Rocío Carrasco quería dejar claro que desde ese día su hija solo se ha intentado poner en contacto tres veces con ella en el último año y no todo lo que se dice por ahí.