Telecinco

Rocío Carrasco sigue impactando: asegura que Antonio David Flores intentó tirarla por la ventana

Segunda y tercera parte del documental 'Rocío, contar la verdad para seguir viva'

Telecinco ha vuelto a emitir un relato durísimo.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Rocío Carrasco ha vuelto a sorprender con sus impactantes declaraciones. Lo hizo en Telecinco a través del segundo y tercer capítulo del documental que protagoniza. En el centro de las miradas estuvo, una vez más, su relación con Antonio David Flores, el padre de sus hijos y también el hombre con el que estuvo casada. La hija de Rocío Jurado lleva dos semanas acusando públicamente a su exmarido de maltratos físicos y psicológicos. Un relato desgarrador.

Su versión de los hechos parte de un principio: que David le fue infiel, y que cuando ella lo descubrió todo lo que quiso fue separarse. Aunque el proceso no fue para nada fácil y hasta que ese día llegó, a Rocío, supuestamente, le tocó vivir un auténtico calvario. La actitud de Antonio David era, según ella, "de desprecio y crueldad".

Para ilustrar lo que contó, Rocío Carrasco mencionó varios episodios vividos en Chipiona junto a Antonio David. Uno de ellos, por ejemplo, tuvo lugar en la playa. Estaban él y ella tumbados en la arena cuando apareció Sonsoles, la supuesta amante. Embarazada de cuatro meses, Rocío le pidió a su marido que la llevara inmediatamente a casa. Él le dijo que no lo iba a hacer, y a la empresaria le tocó, según cuenta, irse de allí andando. Se tiró una hora y media caminando bajo el sol abrasador.

Los capítulos 2 y 3 del documental se centran en todo esto. El primero se llama 'Se nos rompió el amor' y el segundo, 'Ese hombre'. Hablan de la boda, los embarazos y hasta del divorcio, aunque los momentos más impactantes tienen que ver con aquel verano al que Rocío se refirió como el peor de todos. Es la época del embarazo de David Flores.

Un día, por ejemplo, le dio una lipotimia en un chiringuito: "Me quedé inconsciente, lo único que recuerdo es que a este ser se le ocurre echarme una botella de agua congelada por la cabeza. La gente se quedó muerta porque luego me dio un corte de digestión, me dieron pinchazos en a barriga y continuaba diciéndome 'estás loca, estás enferma, vas a malparir a mi hijo", contó Rocío.

Pero hay más y muy duro. Hablamos de la noche que Carrasco describe como terrorífica porque la pasó entera llorando. Antonio David llegó a las 8 de la mañana y ella le dijo que era un "sinvergüenza". Su versión sigue con declaraciones muy serias: "Me cogió en volandas del camisón, tenía un ventanal muy grande y a la izquierda, una ventana. Me agarró del camisón y me sacó medio cuerpo por la ventana. La barriga me daba en el borde de la misma. Me giré la cabeza y le dije 'procura que cuando llegue abajo me haya matao'. Él tomó consciencia de lo que estaba haciendo y soltó rápidamente", contó Rocío.

Este episodio es conocido y de hecho Antonio David siempre ha dicho que es imposible que aquello fuera verdad porque dicha ventana tiene unas rejas. Aunque Rocío tiene sus pruebas: "Él dice que eso no fue real, pero esas rejas se ponen en el año 2012. Y la prueba es esta, es un certificado de la persona que pone esa reja".

Rocío Carrasco llevaba 25 años sin hacer declaraciones. Su versión de la historia se está ahora conociendo a través de este documental que Telecinco ha decidido emitir en varios capítulos. El escándalo no ha hecho más que empezar, aunque ya hay consecuencias. La cadena de Fuencarral decidió despedir a Antonio David Flores y los hijos de ambos están, según se cuenta, destrozados.

Esta semana, Rocío Carrasco envió un audio a Telecinco para agradecer a todos los que la han creído. Asegura que se encuentra bien, en casa con los suyos. "Un pelín desbordada con todo lo acontecido esta semana, pero tranquila y serena", dijo. Rocío ha grabado este documental hace meses, y por lo que cuenta, también lo está viendo desde su casa y con el apoyo de los suyos.