GTRES

Rihanna está en plan 'y el anillo pa cuando' con ASAP Rocky

Podrían anunciar su compromiso antes de que termine el año

Bodorrio en Barbados.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

La cantante Rihanna (33) vive un momento inmejorable a todos los niveles, ya que a los éxitos cosechados en el terreno musical desde hace más de quince años, hay que añadir que ha conseguido hacerse un hueco en la siempre competitiva industria de la moda y la cosmética gracias a su firma Fenty, que además le convirtió hace solo unas semanas, y de forma oficial, en milmillonaria.

En el plano amoroso, la artista de Barbados tampoco tiene queja, sino todo lo contrario. Desde diciembre de 2019, mantiene una discreta relación sentimental con el rapero ASAP Rocky, del que estaría "locamente enamorada" según fuentes de su entorno. Lo mejor de todo esto, es que no es solo por su parte, sino que es recíproco, hasta el punto de que ambos se estarían planteando ahora pasar por el altar en algún momento del futuro próximo.

"Estos dos están locamente enamorados, y es verdad que en los últimos días se ha hablado mucho de un posible compromiso matrimonial", ha asegurado un confidente en conversación con la revista US Weekly, antes de explicar que en cualquier caso la evolución de su romance seguirá produciéndose de forma orgánica y sin necesidad de forzar los próximos pasos.

"Rocky ha sido el que más pistas ha estado dando sobre esta teoría, así que podría ocurrir antes de lo previsto. Cierto es que no tienen presión ni prisa alguna. Lo importante es que los dos sigan construyendo esta relación tan bonita que tienen: nunca habían establecido una conexión así de profunda con anteriores parejas", ha añadido el informante.

Está bien eso de que se lo tomen sin prisa, y en el caso de que esto no les saliera bien, estamos seguras de que RiRi no tendría problemas para rehacer su vida, ya que ha demostrado que es capaz de ligar hasta de incógnito. Fue el pasado mes de febrero, cuando acudió acompañada de su asistente personal a una marcha celebrada en Nueva York en señal de protesta contra la violencia hacia la comunidad asiática en Estados Unidos.

La cantante consiguió pasar desapercibida entre la multitud camuflada con una mascarilla y unas gafas de sol, hasta el punto de que uno de los manifestantes se animó a pedirle su número de teléfono para seguir hablando con ella más adelante después de pasar un rato hablando, sin darse cuenta de que estaba tratando con una de las artistas más famosas del planeta.