Jacob King / GTRES

La reina Isabel pasa la noche en el hospital

Ha sido quitarle la bebida y al hospital...

Pero al parecer todo está 'very well'.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

La Reina Isabel es conocida por su afición a las bebidas alcohólicas, que seguramente sean las responsables de que se conserve así a su edad, pero la matriarca de la familia real inglesa ha renunciado a ellas por consejo de sus médicos. Aunque goza de buena salud física, a la reina, que ha sido vista usando un bastón en los últimos días, se le ha aconsejado que renuncie a su martini nocturno mientras se prepara para uno de los períodos más importantes de su reinado, según ha publicado 'Vanity Fair'. 

Sin embargo, ha sido quitarle el 'drinking' y la mujer ha tenido que pasar la noche en el hospital. ¿Casualidad? No lo creo.

via GIPHY

Los médicos de la casa real enviaron a la soberana, de 95 años, al hospital para hacerle unas pruebas rutinarias, según dicen por precaución, y como se hizo un poco tarde decidieron que la mujer pasara la noche allí para que no tuviera que desplazarse a esas horas hasta el Palacio de Buckingham. Esperemos que esto sea así, aunque huele todo un poco raro.

"Siguiendo el consejo médico de descansar unos días, la Reina asistió al hospital el miércoles por la tarde para algunas investigaciones preliminares, regresando al Castillo de Windsor a la hora del almuerzo del jueves y permanece con buen ánimo", han dicho desde palacio.

Al parecer, la reina no pasaba una noche en el hospital desde marzo de 2013, cuando fue tratada por un virus estomacal en el Hospital Rey Eduardo VII de Marylebone, en el centro de Londres. De hecho, a sus 95 años, es solo la quinta vez que hace un viaje importante al hospital, lo que es toda una proeza para una persona de su edad.

Por eso, no nos extraña nada que haya renunciado amablemente al premio de 'Anciana del año'. El premio 'Oldie del año' es un premio otorgado a la anciana del año por la revista británica 'Oldie', y como ella no se considera de ningún modo una anciana, ha decidido no aceptar el galardón a la vez que pedía a la revista Oldie que "encontraran un destinatario más digno" para el premio.

Esto, que parece una noticia de 'El Mundo Today', en realidad es totalmente verídico. En una carta publicada en el número de noviembre de la revista, el secretario privado adjunto de la Reina, Tom Laing-Baker, escribió: "Su Majestad cree que cada persona es tan vieja como se siente; como tal, la Reina no cree que cumpla los criterios pertinentes para poder aceptarlo y espera que ustedes encuentren un destinatario más digno".