Raquel Sánchez Silva reaparece para trabajar

Raquel Sánchez Silva presenta la nuevo móvil de Sony, y nada entre tiburones junto a Maxi Iglesias.

Raquel Sanchez Silva ha hecho gala de su profesionalidad, y ha volado desde Formentera, donde se ha refugiado tras la muerte de su marido,Mario Biondo, para cumplir con un compromiso publicitario previo con Sony, que ha contado con ella y con Maxi Iglesias para presentar su móvil. "Estoy con valor, pero también con miedo", ha asegurado a la prensa antes de sumergirse en la piscina del Aquarium de Madrid para nadar entre tiburones como parte de la presentación del smartphone.

"Cuando sientes que no puedes más, no es verdad. Puedes con esto. Sufres, lloras, pero puedes. Hay que interiorizar. Cuando más duele es cuando hay que intentar estar más fuerte. En Formentera vivo bajo el mar. Estoy encontrando la paz, la recuperación. Hoy era una forma de decir lo orgullosa que estoy de ser periodista. Hoy es todo bonito", aseguraba la presentadora.

Raquel no quiso entrar en polémicas y declinó hablar de las palabras que le ha dedicado en las redes sociales la hermana de Mario Biondo, quien ha dicho que "su dolor es falso".

Un mes después de morir su marido, por "un trágico accidente", Raquel se prepara para volver al trabajo, "me gustaría empezar en otoño retomando la televisión. Costará, pero es importante".