@raqueldelrosario / INSTAGRAM

Raquel de Rosario, del drama del puma a su enfermedad con 16 años

En Instagram...

La cantante se ha confesado con sus seguidoras acerca de una enfermedad en su adolescencia.

PABLO GONZÁLEZ | CUORE.ES -

Raquel del Rosario es una de las artistas más admiradas en nuestro país y es que su andadura musical con 'El sueño de Morfeo' marcó un antes y un después en nuestras listas de reproducción. Eso sí, la artista, desde que decidió retirarse sólo tiene malas noticias para los fans y es que vivir tan alejada de nuestro país y contar todo a través de las redes sociales... Se hace raro. Atenta porque se viene nuevo drama... 

Fue hace un tiempo cuando conocimos ya el triste suceso de su hijo y el puma, algo que tardó décimas de segundo e viralizarse en las redes, haciendo que gran parte de los usuarios empatizasen con la situación y mandaran todo su apoyo a la cantante y su pequeño.

Ahora la cantante no ha hablado de nada relacionado con esto, sino de algo que le ocurrió cuando ella tenía 16 años y no es algo bueno... "Cuando tenía 16, me detectaron una doble escoliosis y como única solución me sugirieron una operación en la que fijar toda la columna con piezas metálicas. Me dieron una fecha de cirugía rápido ya que el doctor lo consideraba algo urgente. Mis padres decidieron buscar una segunda opinión y viajamos a MadridAllí, un grupo de doctores que recuerdo con mucho cariño me dijeron que estaba en el límite y que, de no ir a más las curvaturas, no sería necesaria esa operación".

Está claro que la pobre Raquel del Rosario no gana para disgustos y siempre tiene un drama que contarnos. Esto ha sucedido a través de su perfil de Instagram, en una de sus publicaciones donde ha querido conversar libremente con todas sus seguidoras.

Así, la cantante practicaba yoga en la fotografía mencionada y también añadía el miedo que tuvo a que todo esto le afectase.

"Podrás llevar una vida normal, podrás quedarte embarazada y ser mamá. En aquel momento aquello me daba bastante igual y no sabía muy bien porqué me lo decía. Hoy entiendo la importancia de la salud espinal, nuestro centro y soporte. Hoy agradezco a mis padres en el alma el haber escuchado a su instinto y pedir otra opinión, y también a aquella persona que me 'obligó' a entrar en aquella clase de yoga diez años atrás. (Ojalá hubiese sido antes)."

Así terminaba Raquel del Rosario de compartir con todas este capítulo de su vida que desconocíamos... Esperemos que el próximo sea algo bueno, ¿no?