G3 / GTRES

Raquel Mosquera vuelve para rajar de Rocío Carrasco, medio culpable de sus crisis

No está de acuerdo con lo que se dijo en 'Rocío: contar la verdad para seguir viva'.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Las últimas semanas han sido muy duras para Raquel Mosquera ya que ha tenido que ser ingresada dos veces en el hospital a causa de dos brotes psicóticos por del trastorno bipolar que sufre desde hace años. Ahora, la peluquera que se encuentra ya un poco más recuperada ha aprovechado para opinar sobre el documental de Rocío Carrasco (44) y desmentir los testimonios que ella dice son totalmente falsos. "Estaré con revisiones, con psiquiatras y psicólogos casi todas las semanas hasta controlar las pautas", explica sobre su enfermedad.

Raquel deja claro que la historia que contó Rocío Carrasco no fue el único detonante de su crisis pero que sí que fue uno de los motivos de que terminara hundiéndose. "Llevaba una temporada larga en la que no me tomaba la medicación, con todo el tema del coronavirus, y como las consultas y visitas eran por teléfono... Dejé la medicación y al final me dio un bajón", empieza diciendo y añade que: "Coincidió con todo lo que se estaba contando en televisión. Me disgusté bastante con todas las cosas que salían. Me llevó a una situación límite".

De hecho, en esos momentos Raquel Mosquera dejó muy clara su posición a través de Instagram y pidió ayuda para desmentir todo lo que se estaba diciendo del que fuese su marido, Pedro Carrasco:

"Más que enfadada, lo que estaba era dolida. Es que llegó un momento en el que ya no podía más con todas las cosas que se decían, con las mentiras, y sinceramente, me salió del alma el escribir lo que escribí. Y lo volvería a hacer", dice al respecto de lo que puso en sus redes sociales. 

Lo que más le dolió a Raquel Mosquera fueron las cosas que se decían de Pedro Carrasco ya que supuestamente eran mentira: "Los comentarios que se hicieron, que no me parecían justos y más cuando él no podía defenderse, ya que falleció. De verdad que me salió del alma". 

Además, la peluquera aclara que la historia del supuesto Rolex que se quedó no es cierta a pesar de lo que diga Rocío Carrasco. "El reloj se lo quedó ella, al igual que un busto que me pidió. Tal cual me lo pidió, se lo llevé", explica. Y para zanjar asegura que: "Nunca he visto un maltrato a Rocío Carrasco de nadie".