GIM / GTRES

Rafael Amargo habla de una mano negra que le dejó la droga en su casa: "Alguien me la jugó"

Después de ser detenido

CUORE.ES -

Meses después de ser detenido por una supuesta relación con una red de narcotráfico y organización criminal, Rafael Amargo acudía a 'Sálvame Deluxe' para hablar en profundidad y defender su inocencia cueste lo que cueste. Según el bailaor, todo lo que está ocurriendo es por culpa de una mano negra y que alguien se la está jugando.

Pero esta era la suya y aunque en diciembre dejó plantado a Jorge Javier en otro 'Deluxe' (Recordemos sus palabras: "Rafael Amargo nos ha hecho su peor baile. Rafael Amargo está nervioso e inquieto. Sabía las condiciones de la entrevista, nos ha dado plantón") ahora aprovechaba para hablar de todo esto sin ningún tapujo. "Soy inocente, pero muchos ya me han condenado sin haberse producido el juicio (…) Sé que todo esto tiene que pasar y lo tengo que soportar, pero he llegado a tener miedo", empezaba diciendo. 

Rafael Amargo defendía por activa y por pasiva que en el registro policial no se encontró nada y lo poco que había fue colocado por alguien. "Yo estoy muy tranquilo, algo había allí, claro, pero no lo que dijeron", expicaba bajo la incredulidad de los colaboradores. Droga, dinero (seis mil euros en metálico) y hasta una balanza de precisión fueron algunas de las cosas que se encontró allí la policía. 

Kiko Matamoros, amigo íntimo del bailaor, rompía una lanza a favor de este y del por qué llevaba una balanza de precisión en su bolsillo el día que fue detenido. "Eso lo llevas encima cuando eres consumidor, para pesarlo", comentaba dando a entender que puede que Rafael sea consumidor pero en ningún caso trafica con droga para su benefecio. "En mi casa no se vende droga, se vende alegría", decía Amargo.

Además, el bailaor volvía a recalcar que estaba siendo víctima de alguien que le quería hacer mucho daño, en concreto, un "chivo expiatorio" como concretaba Matamoros.