GTRES

El príncipe Harry, Meghan Markle y la Reina: nueva guerra por Lilibeth Diana

¿Pidieron permiso para ponerle el nombre a su hija o no?

Mientras unos dicen que no pidieron permiso, ellos desmienten y también dicen que se han 'conocido' por videollamada.

CUORE.ES -

Nueva guerra en la Familia Real británica: como ya muchos preveían, el hecho de que el Príncipe Harry (36) y Meghan Markle (39) hayan nombrado a su hija en modo homenaje (a la princesa Diana y a la Reina Isabel II) ha tenido sus consecuencias. La niña, que se llama Lilibeth Diana, utilizando el mote cariñoso con el que llaman a la abuela de Harry desde la infancia (pues no sabía pronunciar su propio nombre), ha vuelto a hacer estallar una nueva disputa familiar: una fuente cercana a la Casa Real asegura que no pidieron permiso mientras que el entorno de los felices padres asegura que sí, que consultaron previamente... Veremos si no hay que pasar de nuevo por una entrevista con Oprah para enterarnos de la verdad.

Según un reportaje de la BBC, que mencionaba una fuente del mismísimo Buckingham, la pareja nunca pidió permiso para poner el nombre. Sin embargo, la CNN ha hablado con un representante del príncipe que asegura: "El duque habló con su familia antes del anuncio oficial [la niña nació el 4 de junio y hasta el día 6 no se comunicó la noticia]. De hecho, a la primera persona de su familia a la que llamó fue a su abuela. Durante esa conversación, compartió el deseo de llamar Lilibeth a su hija en su honor. Si no lo hubiese apoyado, no hubieran usado los nombres." Por su lado, la Familia Real prefiere no hacer comentarios al respecto de manera oficial.

De nuevo, dos versiones de una misma noticia que solo dejan entrever las discrepancias entre la familia, incluso a miles de kilómetros de distancia. En el lado americano, cuentan también que, además, la Reina ha podido 'conocer' a su bisnieta por videollamada. 

Como informa la revista People, Harry y Meghan se habrían puesto en contacto con la 'bisa' a través de una videollamada para que pudiera saludar cara a cara a la nueva integrante del clan Windsor.

Fuentes cercanas a la pareja real, que reside en California junto a su primogénito Archie y la recién llegada Lili, han querido subrayar la ilusión y la emoción que les embargaba a todos ante la posibilidad de que Isabel II pudiera hacer uso de las nuevas tecnologías para sentirse más cerca de ellos en este momento tan especial: "Estaban deseando presentarla a la familia y lo hicieron tan pronto como salieron del hospital", ha apuntado alguien cercano a ellos. Veremos si desde Inglaterra no llega el contraataque...