Sergio R Moreno / GTRES

El primo solidario de Iker Casillas habla del buen comer del futbolista

Holi, Diego Casillas

Ambos lo están dando todo en Navalacruz tras el incendio. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Todos los veranos, el exfutbolista Iker Casillas (40) viaja al pueblo de sus orígenes, del que son sus abuelos, para disfrutar de unas semanas de vacaciones marcadas por la nostalgia y por los recuerdos más especiales de su niñez. ¡A quién no le gusta el pueblo! 

Como ha quedado claro en sus redes sociales, cada vez que el exportero del Real Madrid pasa unos días de relax en la localidad abulense de Navalacruz junto a sus amigos de toda la vida, sus primos, sus hijos y, anteriormente, también con su exmujer Sara Carbonero, la sonrisa que luce en las fotos que publica en las redes sociales muestran todo felicidad.

Sin embargo, su última visita a Navalacruz ha sido todo un drama. El que fuera capitán de la selección española en sus tiempos mozos ha tenido que acudir de urgencia al municipio para unirse a los cientos de voluntarios que, junto a los bomberos profesionales, están tratando de extinguir un gran incendio declarado en los límites del pueblo y muy cerca de la localidad vecina de Cepeda de la Mora.

"¡Con dureza ante las llamas! Sin ningún miedo de ayudar y colaborar con la gente. Enormes aquellos que más sabían y que han guiado a los que no teníamos ni idea de coger un azadón. Por estas cosas son por las que se siente uno orgulloso de que nos conozcan", ha escrito Iker Casillas en su cuenta de Instagram para reflexionar sobre lo ocurrido.


"Aunque siendo humildes, os digo que hubiéramos preferido estar en segundo plano y que esto no hubiera sucedido jamás", ha añadido el también exguardameta del Oporto, quien también ha querido dar las gracias y elogiar a todos sus vecinos por ayuda a la difícil labor de apagar las llamas que atenazan Navalacruz, pueblo del que Iker fue nombrado hijo predilecto en el año 2010.

Ese mismo pueblo donde hemos conocido a su primo tercero, Diego Casillas, del que todo el mundo habla por su restaurante y por su solidaridad. Él también ha ayudado desde su restaurante a todos los voluntarios ofreciendo comida y bebida, tal y como cuenta ABC en una entrevista al joven. 

"El pueblo se volcó en ayudar haciendo cortafuegos y había imágenes de personas que no habían descansado durante cuatro días para que el fuego no avanzara. Cada uno ha aportado sus herramientas, sus tractores, lo que tuvieran... Y lo más lógico es que toda esa gente que estaba dando el callo, trabajando desinteresadamente, qué menos que tenga un refresco y algo de comida. Es un momento para ayudarse mutuamente", ha contado el primo y chef de 30 años. 

Un restaurante del que Iker es superfan: "Le gusta mucho el pueblo y siempre que puede, viene al restaurante. Tiene buena boca y come de todo, de hecho cuando viene él casi nunca elige, lo deja en mis manos. Le saco lo que veo. Ha probado prácticamente todo, pero no sabría decirte cuál es su plato favorito". 

¡Estamos deseando pasar por Navalacruz y probar sus platos!