GTRES

Si la policía actúa... Justin Bieber, a chirona

Y no la policía de la moda, por los 'looks' que se gasta a veces. La de verdad.

CUORE.ES -

Ser un malote tiene sus complicaciones incluso si eres Justin Bieber (27). Ahora la policía brasileña podría detenerlo por algo que ocurrió en 2013: al principito del pop no se le ocurrió nada mejor que entretenerse haciendo unos grafitis en la pared de su hotel.

Como pronto abandonó el país para irse con su música a otra parte, no pudieron notificarle los hechos y se supendió el caso, pero ahora su Purpose Tour lo lleva de vuelta al país (el 29 de marzo) y ya se plantean retomarlo y acusarlo de 'crimen contra el orden cívico y la herencia cultural'. Toma ya.

En un comunicado, anuncian: "Con la noticia de que el cantante volverá a Brasil, la Fiscalía ha pedido que el juzgado emita una orden en su nombre. Esta petición es para que el acusado esté al tanto de los cargos."

Y, ¿cuáles son esos cargos? Entre una multa y un año de cárcel

Así, cuando el cantante llegue a Rio de Janeiro se va a encontrar una sorpresa: el juez ha enviado a un emisario al aeropuerto que se encargará de esperarlo y le pedirá que firme un documento constatando que conoce el caso. Si se niega, se ha autorizado que incluso la policía utilice su fuerza, si es necesario, para que firme dicho documento en el estadio en el que actuará esa noche.

Después, tendrá que pasar por un interrogatorio y un juez dictaminará sentencia antes de que se marche del país tras su concierto en Sao Paulo el 2 de abril.

Un poco desmedido, ¿no?

Sí: la actitud del gobierno brasileño es pasar por alto los cientos de sucesos que ocurren en sus calles cada día pero le gusta penalizar a figuras importantes para dar ejemplo. Eso sí, en este caso se trataba de un grafiti en la pared de un hotel protegido por el gobierno por su importancia cultural... Está claro que Justin no sabía dónde se metía. 

Como esto prospere, va a tener que modificar todos sus tatuajes para hacerse algo así...

D.R.