GTRES

Plantón real: Meghan Markle no asiste a la inauguración de la estatua a Lady Di

Actualidad de 'los Royal'

Los más críticos reciben la noticia con escepticismo

María Viéitez -

Según confirman medios británicos y estadounidenses, la duquesa de Sussex, Meghan Markle, no asistirá a la inauguración de la estatua que conmemora a la Princesa Diana, su vida y su legado. Así, el príncipe Harry acudirá solo al evento, que se celebrará, por supuesto, en Reino Unido.

Tal y como ha confirmado en Twitter Lizzie Robinson, reportera de la realeza de ‘ITV News’, programa de noticias de una cadena de televisión británica, los motivos de su ausnecia apuntan al reciente nacimiento de la pequeña Lilibet Diana Mountbatten-Windsor, la segunda hija de la pareja que nació el pasado 4 de junio.

Según informa la revista ‘Hello! Magazine’, la estatua se estará situada en la antigua casa de Diana en el Palacio de Kensington. La inauguración tendrá lugar el próximo 1 de julio, cuando se cumplen 60 años del nacimiento de la princesa.

La figura, tal y como anunciaron en 2017 los príncipes Harry y William, es obra del escultor Ian Rank-Broadley, artista ya conocido por el diseño de la reina Isabel II para las monedas británicas.

Los hermanos explicaron en una entrevista para ‘Hello!’ en 2017 que están emocionados por las bonitas palabras que mucha gente compartió y dedicó a su madre durante los últimos meses, y se congratulan de que la importancia del trabajo que hizo en vida esté presente todavía hoy, incluso 20 años después de su muerte.

La noticia ha sido recibida con escepticismo. Uno de los más críticos ha sido Phil Dampier, periodista británico de ‘los Royal’, que ha confesado que se esperaba que Markle no acudiese al evento y que el nacimiento de Lilibet es una “muy buena excusa” para justificar la ausencia de la duquesa.

La visita del próximo 1 de julio será la primera que efectúe el príncipe Harry después de la muerte del Príncipe Philip el pasado 17 de abril. Antes del funeral, Harry no vio a su familia desde que se mudase junto con Meghan y su hijo Archie a California el año anterior.

Es mucha la expectación que hay en torno a este encuentro dada la tensión que existe entre los miembros de la familia real británica desde las polémicas declaraciones que Meghan y Harry hicieron en el programa de Oprah Winfrey.