@Shakira / INSTAGRAM

Gerard Piqué toma una decisión sobre los hijos que tiene en común con Shakira

Se viene Waka-batalla

El central del FC. Barcelona y la cantante anunciaron su separación tras más de una década juntos hace unos días, a través de un comunicado.

LUCÍA FRUTOS |CUORE.ES -

La separación de Gerard Piqué (35) y Shakira (45) es, sin duda, una de las rupturas más mediáticas de los últimos años. Fue, a través de un comunicado conjunto, donde ambos confirmaron, tras muchos días de rumores, la noticia de su separación. 

"Lamentamos confirmar que nos estamos separando. Por el bienestar de nuestros niños, que son nuestra máxima prioridad, pedimos respeto a la privacidad. Gracias por su comprensión".

Se viene una serie de negociaciones para determinar el lugar de residencia de sus hijos.

Según publica 'La Vanguardia' la cantante colombiana habría contratado a un prestigioso despacho de abogados en la ciudad condal y el futbolista, a los abogados de la ex-tenista Arantxa Sánchez-Vicario que tramitaron el divorcio entre ésta y su ex, Josep Santacana.

Desde que se oficializó su ruptura, la cantante habría podido manifestar la idea de mudarse a su exclusiva casa situada en Miami con sus dos hijos, mientras que Piqué querría que los menores continuasen con su vida en Barcelona, con el fin de no perder sus lazos familiares, rutinas y amistades. 

Hace unos días se le ha visto a Shakira con sus hijos disfrutando del surf en la playa de Oyambre, en la costa cántabra, donde ya estuvo el año pasado con Piqué. Por su parte, el futbolista ha disfrutado de un partido de Rafa Nadal en el torneo que está disputando el tenista mallorquín en Wimbledon. Se espera que el futbolista tenga también unos días de vacaciones junto a sus  y pequeños, Sasha y Milan, de 7 y 9 años, respectivamente. 

La negociación, según 'La Vanguardia' va por buen camino y se espera que en los próximos días, la ya ex-pareja llegue a un acuerdo, garantizando al máximo el bienestar de los niños, sin necesidad de acudir a batallas legales que perjudiquen a sus hijos.