GTRES

Penélope Cruz (chanelera) en el programa de Jimmy Fallon: las fiestas de Prince le aburrían

'Madres paralelas' se estrena el 24 de diciembre en EE.UU

Habla muy bien inglés (nadie lo dudaba).

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Sentarse a charlar con Jimmy Fallon no es para todos. Para Penélope Cruz (48), sí. Si la semana pasada te hablábamos de cómo lo petó Úrsula Corberó en el programa estrella de Estados Unidos, esta vez ha sido nuestra 'Pe' la que aceptó la invitación. Entre lo mucho que ha contado, lo de que le daba pereza acudir a los fiestones de Prince (aunque se lo pasaba de escándalo) es algo que vas a querer escuchar sí o sí.

Jared Leto, Nicole Kidman, Will Smith... Es que son tantas las estrellas de primerísima línea que acuden a diario al show de Jimmy Fallon que nos cuesta hasta imaginarlo. Y si a la prota de 'Madres paralelas' la invitan unos días después del homenaje que le hicieron en el MOMA de Nueva York... Pues qué quieres que te digamos. Esta chica está hecha una leyenda viva. 

'The Tonight Show', así se llama el formato, ¿vale? Bien, ahora el look de Penélope, un conjunto de falda y chaqueta firmadas, claro, por Chanel. Penélope chanelera siempre funciona. El color, espera. El color del look es lo más impactante: amarillo que te pillo. De diez todo.

Ahora, las anécdotas porque son lo mejor de estas entrevistas. Los famosos van al programa de Jimmy Fallon a contar de todo, sobre todo sus experiencias con famosos de mucho nivel. Úrsula Corberó recordó cómo había conocido a Madonna, pero Penélope presumió de amistad con los miembros de U2 y... Con Prince.

Cruz y Bardem fueron invitados a subirse al escenario de varios conciertos en directo, entre ellos uno de U2. Es muy amiga de Bono Vox, el cantante del grupo. Hizo lo mismo en un espectáculo de Prince y parece que se puso muy nerviosa: "No podía esperar para bajarme del escenario, fue aterrador. Él estaba esperando que bailáramos o algo así que fue terrorífico", contó.

Y hay más: "Él [Prince] era muy amable conmigo, y le encantaba organizar fiestas en su casa (...). Aquellas fiestas eran las grandes fiestas. No soy una persona que le guste ir a estos eventos, pero siempre me quedaba hasta las 5 de la mañana en las reuniones de Prince por las cosas increíbles que ocurrían en aquél salón (...). Prince tocaba a ratos y luego se ponía su pijama para ir a acostarse. Eso era todo", recordó. Vamos, que Penélope Cruz no iba muy convencida pero al final se lo pasaba en grande.