GTRES

Paz Padilla, rotísima en la tele por un mensaje de su hija, Anna Ferrer

La expresentadora de 'Sálvame' ha charlado con Toñi Moreno

La gaditana tienen planes para su nueva vida alejada de Mediaset.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Paz Padilla se ha sentado con Toñi Moreno en su programa 'Gente Maravillosa'. Esto en el Canal Sur. Es probable que la visita de la presentadora hubiese pasado más o menos desapercibida no fuera porque la andaluza se derrumbó al recibir un mensaje de su hija, Anna Ferrer.

La charla de Paz Padilla y Toñi Moreno ha sido de lo más intensa. Era una entrevista muy esperada, más que nada porque la de Cádiz ha sido despedida de forma fulminante de Mediaset. 'Sálvame' la echó sin dar explicaciones un día después de una discusión entre Padilla y Belén Esteban. Se supone que la postura inicial de la presentadora sobre las vacunas anti-covid tuvieron algo que ver, pero nadie ha aclarado nada. Eso sí, el despido va a juicio.

Total, que Paz dice que está bien y que le apetece un montón disfrutar del tiempo libre que ahora tiene, pero claro, un despido es un despido. Y no es lo único porque la actriz perdió también a su marido, Antonio Juan Vidal, víctima de un cáncer.

Cómo es la nueva vida de Paz... Esto es lo que muchos queríamos saber, y ojo porque la entrevistada ha contado algo al respecto: "Ya he tenido fama, popularidad, ya lo he tenido todo... Ahora quiero tiempo para estar con mi gente, cerca del mar, cerca de mi Cádiz... ¿Sabes lo que he llorado por no ver mi mar? Me levantaba y solo veía montañas y cemento", explicó Padilla.

El momento en el que Paz se rompe

Ha sido con los mensajes que le enviaron los amigos y la propia hija, la influencer Anna Ferrer. Paz Padilla no pudo evitar las lágrimas. "Yo lloro mucho. Siempre digo que salgo a la calle llorada cada día, porque tengo muchos recuerdos", justificó.

Pero qué le ha dicho su hija en el vídeo para que Paz se pusiera así. Estas han sido sus palabras: "Yo siempre digo que soy la madre de las dos", empezaba por explicar la instagramer. "Ni en 100 años podría agradecer lo que haces por mí. Esto nunca va a cambiar porque somos una", añadió Anna Ferrer antes de acordarse de Antonio Juan, el marido fallecido de su progenitora. Paz volvió a llorar.

Para concluir, la presentadora quiso dejar claro cuáles han sido sus prioridades a la hora de educar a su hija: enseñarla a ser resiliente y darle recursos (emocionales) para hacer su vida sin depender de nadie. Padilla añadió que a Anna Ferrer la ve "preparada", fuerte y segura. ¡Qué bonito!