INSTAGRAM

Shhh! El silencio de Paula Echevarría y David Bustamante vale mucha pasta

Contante y sonante

¡El primero que hable burro será!

ROCÍO CRENES | CUORE.ES -

Paula Echevarría (43) y David Bustamante (39) tenían todos los puntos del divorcio atados, y bien atados, desde hace cuatro años

Para los que esperaban que la separación de Paula y David no fuese más que unos rumores sin importancia, ha llegado el momento de la desesperanza total. 

La pareja ya pensó en su divorcio hace cuatro años. En el acuerdo dejaban claros todos los puntos sobre sus vidas y la de su hija Daniella. 

La pareja ha estado cuatro años haciéndonos ver que eran la familia feliz perfecta, pero ya tenían firmado un acuerdo de confidencialidad, la custodia de Daniella, la pensión compensatoria de la menor y todos los detalles del divorcio. 

Sabían que tarde o temprano pasaría. 

Vayamos por partes. 

Hace cuatro años, según ha confirmado Vanitatis, la pareja firmaba el acuerdo de divorcio en una notaría de Madrid.

Entre las cláusulas del convenio se fijaba un acuerdo de confidencialidad que prohibía hablar a la pareja sobre el divorcio a terceros o a medios de comunicación. ¿El precio del silencio de ambos? 100. 000 euros. El que se fuera de la lengua tendría que aflojar la pasta.

Posiblemente sea ese el motivo por el que Paula estaba tan rara en la presentación del perfume del que es imagen

Una mentira más grande que el peñón de Gibraltar. Los seguidores de la pareja se siente muy defraudados. 

Foto de 2016, la pareja en su viaje a Nueva York. Tres años con el acuerdo más que firmado.

GTRES

Foto de 2015, la pareja acude a un acto y no dudan en demostrar su amor. Amor con un preacuerdo hacía dos años ya. 

GTRES

Foto de 2014. Paula y Busta de la manita dando un paseo un año después de pensar en los puntos de su divorcio. 

GTRES

Foto de 2013. El año en el que decidieron poner por escrito cómo sería su divorcio. Juntos viajaron a París, la ciudad del amor. 

Claro que sí, Pauli. 

GTRES

La pareja ha llevado una buena relación para que su hija Daniella no se enterase de que sus padres habían decidido aclarar los puntos de su divorcio. Pero lo han hecho tan, tan bien, que han conseguido que no se entere nadie.