GTRES

La herencia de la hija de Pau Donés: dinero, casas y un (buen) negocio

El músico falleció a causa de un cáncer

Sara Donés, así se llama la hija del cantante.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Pau Donés falleció en junio de 2020 a causa de un cáncer de colon que le había sido diagnosticado en 2015. Dejó un enorme legado artístico (y económico) en manos de sus familiares. Sara Donés, la hija del músico, ya ha heredado todo lo que le correspondía. Te vamos a contar en qué consiste el patrimonio del fallecido vocalista de Jarabe de Palo.

La hija de Pau es la heredera, por lo que en sus manos queda la herencia del artista. Era la persona más importante en la vida del cantante. Se sabe, por ejemplo, que cuando Pau supo que se encontraba mal, decidió irse con ella a California, un viaje para que pasasen tiempo juntos.

En su entrevista con Jordi Évole, el artista dijo que ella "le había enseñado a querer y a demostrar cómo querer". Esto porque según Pau Donés en su familia se han querido mucho pero sin demostrarlo. Sobre todo a nivel físico. "Nuestros padres vienen de una generación que no se tocaba mucho porque digamos que no estaba bien visto", explicó entonces.

Volviendo al tema de la herencia, Sara la comparte ahora con sus familiares, que actualmente son los que siguen siendo las caras visibles de los homenajes, ceremonias de entrega de premios y de todo lo que tenga que ver con el músico. Ella prefiere que no conozcamos su cara. Por lo menos de momento. Te contamos esto a modo de contexto, porque la noticia que te traemos es algo distinto.

Sucede que el pasado día 3 de marzo el Boletín Oficial del Registro Mercantil publicaba algo importante para Sara: la hija del músico se convertía socia única de Tronco Records, el sello discográfico creado por su padre. Sara es la propietaria, pero contará con la experiencia de su tío Marc para la administrarla.

Y ojo porque lo que le ha dejado Pau a su hija no es un negocio cualquiera. Es un buen negocio. Lo decimos porque según Divinity los beneficios alcanzados en 2019 fueron de 207.000 euros, y los del año siguiente llegaron a los 425.000 euros. La misma fuente asegura que los activos de la empresa aumentaron de forma significativa y que ahora mismo la sociedad que ha heredado Sara Donés cuenta con un patrimonio de 7,5 millones de euros, ¡casi nada! Su mayor parte está invertida en bienes inmuebles, por cierto.

Pau Donés ha tenido una carrera de lo más productiva, por lo que los bienes que le ha dejado a su hija son un reflejo de ello. El músico invirtió en varias propiedades un poco por toda España. Asegura Divinity que las casas se distribuyen entre Montanuy, Formentera, Barcelona y también en el Valle de Arán, el lugar en el que Pau pasó los últimos momentos de su vida, y donde recibió a Jordi Évole para su entrevista. Se encuentra en los pirineos y por las imágenes que hemos podido ver es un auténtico paraíso.