SplashNews.com / GTRES

Paris Hilton cuelga los tacones: adiós a la reina de la pista

Ya no quiere salir de fiesta y prefiere quedarse en casa viendo series

Un día eres joven y al siguiente a Paris Hilton no le gusta salir de fiesta.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Paris Hilton (40) se ha cansado de salir de fiesta. Sí, así, como suena y sin anestesia. Tú que creciste viéndola cómo empalmaba un fin de semana con otro y un discotequeo con el siguiente y ahora, a sus 40 años, la heredera acaba de afirmar que está preparada para "la vida sencilla de verdad" con su prometido Carter Reum. Dice que ya no le interesa salir y que prefiere estar en casa con sus perros y su novio, e incluso se ha deshecho del famoso club nocturno que tenía en su casa, el Club Paris, que ahora ha convertido en una sala de cine. "Ya soy mayor, así que ahora esta sala es una sala de cine", ha dicho.

"Ya me he cansado de ir a fiestas. Nunca pensé que diría esto. Antes vivía para la vida nocturna. Ahora me da igual. Me encanta estar en casa viendo Netflix y cocinando con mi novio y nuestros cachorros. Es bonito estar con alguien con quien ni siquiera quieres salir porque es más divertido estar juntos en casa. He vivido 10 millones de vidas. Estoy lista para la vida sencilla de verdad".

Ahora además ha confesado a la revista Stella que es una "nerd encubierta" y tiene un montón de aficiones de las que nunca ha hablado. "Definitivamente soy una nerd encubierta. Siempre he sido así. Me gustan mucho los videojuegos, la criptografía, la tecnología y los gadgets. Me gusta ir a los salones recreativos a jugar a juegos de carreras o a juegos de lucha como Mortal Kombat. Mucha gente no lo cree, pero soy muy tímida".

Paris, que se sinceró sobre los abusos que sufrió en el internado en su documental 'This Is Paris', dijo que "inventó un personaje" antes de protagonizar 'The Simple Life' y admitió que el hecho de que la gente no se diera cuenta de quién era realmente le sirvió de "escudo" contra las críticas del público. "Cuando salí de la escuela, a los 18 años, no quería pensar en los abusos que sufrí, así que me inventé este nuevo personaje: una muñeca Barbie con una vida perfecta. Debido a 'The Simple Life', el mundo me vio así, así que me dije: 'Está bien'. Cuando los medios de comunicación hablaban negativamente de mí, yo decía: 'Yo no soy así. Soy la más lista porque me he inventado este personaje y me estoy riendo hasta el final'. Nada podía hacerme daño. Era como llevar un escudo".