Telecinco

Pablo López se comía una de cal cuando era peque

La arena se la dejaba.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Seguro que has oído de niños que se comen las uñas (mayores también), mastican papel y otras muchas manías que probablemente tú también tuvieras en la infancia... Ahora, gracias al programa de Bertín Osborne, hemos conocido en qué se entretenía Pablo López cuando era pequeño, y lo cierto es que suena bastante raro: ¡Chupaba las paredes

Hasta su madre lo ha reconocido: "Era muy raro desde pequeño", y el propio Pablo se veía como un viejo 'achicao' (como dirían nuestras madres): "Yo con 4 o 5 años era un viejo, leía el periódico… Me crie con mi abuelo, se jubiló y yo era su juguete. Me iba al bar con mi abuelo, el dominó… Si mordían un palillo yo lo mordía también", confiesa Pablo.

Vale que su abuelo lo aficionara a lo de los mondadientes, pero lo de las paredes... Eso era creación suya y punto. "Para mí era algo normal", recuerda su hermano entre risas, y es que al programa de Bertín no faltó nadie: su madre, 'surmano' (no hemos podido resistirnos a escribirlo así), y hasta Antonio OrozcoDavid Bustamante (39), con quienes nuestro Pablo tiene una gran amistad. A sabiendas de "lo complicado" que es hacer amigos en su profesión, estos tres mantienen unos fuertes lazos, y las bromas no faltaron: "Yo antes era guapo pero si me pones al lado de él [Pablo], yo pierdo", afirmaba Orozco.

Su ruptura con Laura Devesa también salió a la palestra, y aunque Pablo no tiene claro si la profesión influyó, confiesa que "lo bonito de esto es que no es culpa de nadie, porque no hay rencores". Además, reconoce que ahora que está "solterillo" se tira "más al barro" y sostiene que "quizá por eso son épocas más prolíficas y más creativas". ¿Huele esto a nuevos proyectos?

 

En un rato me abro el pecho... en Salamanca, y en @telecincoes .

Una publicación compartida de Pablo López (@pablolopezmusic) el

Ya lo avisó en Instagram antes del programa: "en un rato me abro el pecho", escribió, y es que no se ha dejado nada en el cajón. Pero una cosa está clara: la grabación del programa queda lejos, porque ya le hemos pillado junto a una nueva supuesta churri universitaria, y lo cierto es que hasta se le nota en la mirada que tiene una enamorada...