A Offset casi le da una 'taqui-Cardi B' mientras acariciaba un león

El animal le intentó morder y casi le da un infarto

Sustaco.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Por alguna razón desconocida, las estrellas del rap (y Jesulín de Ubrique) sienten una fascinación por los animales exóticos solo superada por la que les generan los diamantes, la ropa de diseñador y los coches deportivos. Eso explica en gran parte por qué Offset no quiso dejar escapar la oportunidad de ver de cerca a un gran felino durante su visita a Dubái de la semana pasada.

El componente del trío Migos, que acaba de dar la bienvenida a su segundo hijo con su mujer Cardi B y al quinto en total, ha compartido en su cuenta de Instagram un vídeo en el que aparece sentado en un sofá junto a un león bastante joven, a juzgar por su tamaño, que le dio un buen susto mientras él le acariciaba tranquilamente.

En un principio, todo iba bastante bien y a su 'nuevo amigo' no parecían molestarle demasiado las caricias del artista, pero en un momento dado y sin motivo aparente, hizo un amago de morderle mientras enseñaba los dientes. Offset reaccionó en cuestión de segundos y se levantó dando un salto de su asiento para poner tierra de por medio antes de que el cuidador que tenía al animal sujeto por una correa controlase la situación.

El músico no ha tratado ahora de hacerse el valiente y, viendo la escena con perspectiva, reconoce que no fue la mejor idea del mundo acercarse tanto al león, por mucho que fuese un cachorrito. "No tenía nada que hacer jugando con ese león. Estaba asustado de verdad, no lo digo en broma", ha escrito junto a la grabación que ha querido compartir con sus seguidores.

De hecho, no es la primera vez, ni será la última seguramente, que hace gala de sus excentricidades en redes sociales, y solo hace falta recordar el regalo que le hizo a Cardi B por San Valentín este año para demostrarlo. Por si no te acuerdas, el rapero le llenó toda una habitación con rosas rojas y blancas, pero esa no era la principal sorpresa que le había preparado. En realidad, el plato fuerte era una jaula dorada de la marca Chanel adornada con piedras brillantes, y aunque no estaba del todo claro cuál era su función, Cardi quedó gratamente sorprendida con la generosidad de su marido. Curiosamente, él no quitó la etiqueta de su regalo, no está claro si porque quería que su mujer fardase de objeto carísimo (cosa que hizo) o porque quería que ella pudiera cambiarlo sin ningún problema si no le gustaba.

Según mostró por medio de un vídeo en Instagram, este complemento (que al parecer podría utilizarse a modo de bolso) costaba la friolera de 20.500 dólares