GTRES

Georgina Rodríguez, ser novia de Cristiano Ronaldo no es fácil

Se ha quedado sin curro por la fama de su chico. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Ser novia de un guapo buenorro -y rico- futbolista no es fácil. Y si no que se lo digan a Georgina Rodríguez, que ha perdido su trabajo básicamente por ser la novia de Cristiano Ronaldo (36). ¡Qué fuerte! 

Al parecer, la fama del futbolista ha provocado que Georgina tenga problemillas con algunos paparazzi y gente cotilla en su trabajo y, por ello, ha tenido que dejar su puesto como dependienta de Prada. Según El Mundo, "Georgina y sus jefes decidieron el cese de su cargo, dada la presión a la que se estaba viendo sometida incluso dentro de los citados grandes almacenes". ¡Vaya tela! 

GTRES

'Preocupao'

Nadie tenía queja de Georgina, pero según han dicho algunos de sus compañeros, "la situación era surrealista e insostenible. Había gente curiosa que entraba en el córner sólo para verla. Hasta le llegaron a pedir selfies estando ella trabajando". Así no hay quien de pie con bola, seamos realistas. 

Pero a ver, tampoco hagamos drama, que no se acaba el mundo. Que ser novia de Cristiano Ronaldo tiene sus muchas ventajas. MUCHAS. 

Sabemos de una redactora que lo dejaría todo por él. 

Aun así, Georgina no dejará de lado otra de las cosas que más le gusta hacer: bailar y cuidar su 'body'. Y, además, ya planea su futuro: el mundo de las pasarelas se abre para ella.

Ella, tan discretita como lo fue en su día Irina Shayk (35), sigue sin soltar prenda sobre su romance con Cristiano (¿será que tienen un contrato a lo Christian Grey?). Tendremos que esperar para ver cómo la chica sale de este jaleo y ahora también, del paro.  

(Mamá, yo de mayor quiero ser Georgina)