Nicole Richie, vista y no vista en la cárcel

Cumplió su condena tras pasar 82 minutos entre rejas.

Nicole Richie se presentó ayer en prisión por sorpresa a eso de las 3 de la tarde con la intención de cumplir los cuatro días de condena por conducir bajo los efectos de las drogas. Sin embargo, transcurridos solo 82 minutos en el centro penitenciario (el mismo que tuvo recluída a su amiga Paris Hilton), la diva fue puesta en libertad. Según confirmó a la prensa la ayudante del Sheriff del Condado de Los Ángeles, la condena "cumple la sentencia y las directivas federales". Y es que Nicole se ha acogido a un código que establece la liberación de las mujeres sentenciadas a 30 días o menos por delitos menores para controlar la aglomeración carcelaria, uno de los mayores problemas en las prisiones de Los Angeles.

Richie, embarazada de cinco meses, acudió a la cárcel de Lynwood (California) acompañada por su abogado y por su novio Joel Maden, y se mostró colaboradora en todo momento con la justicia, informa People. La diva prometió en el programa de Diana Sawyer que cambiaría y que ir a la cárcel era "su camino para pagar sus deudas y ser una persona responsable y adulta".

Nicole se declaró culpable el pasado 27 de julio por conducir bajo los efectos de las drogas, llevando su coche en sentido contrario por una autopista. Además de este breve paso por el penal, tuvo que pagar una multa de 2 mil dólares y estará tres años en libertad condicional vigilada.