mileycyrus / INSTAGRAM

Miley Cyrus y el misterio de la venta de su casa

Ha vendido su nueva casa después de sólo un año y ha ganado 2 millones de dólares

Esto es raro, raro, raro.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Miley Cyrus (28) acaba de vender la casa que se compró hace sólo un año y se ha sacado un pastizal con ella. Ni más ni menos que 2,3 millones de dólares limpios que se ha embolsado por este negocio, pero hay cosas mucho más sorprendentes en esta venta. Te las contamos todas. 

Miley compró la casa a principios del verano de 2020 por 4,9 millones de dólares y ahora, solo un año después, la casa se ha vendido por 7,2 millones de dólares. ¿Cómo le ha sacado tanto beneficio? ¿Y por qué se muda tan rápido después de gastarse casi 5 kilitos en su mansión? Pues esos son solo algunos de los misterios asociados a esta venta de una casa que muy poquitas veces nos ha enseñado en redes sociales.

En primer lugar, la revista 'Variety' ha informado de que la identidad del comprador es un misterio y está protegida por un fideicomiso con sede en Missouri. Sin embargo, debido a la ubicación de la casa en el barrio de Hidden Hills de California, donde viven otros muchísimos famosos como por ejemplo las Kardashians, las probabilidades de que esta persona sea alguien famoso son bastante altas. Esperemos que en su casa no se hayan colado tantas veces como en la de Kendall Jenner, porque si no entenderíamos perfectamente que quisiera mudarse tan rápido.

En segundo lugar, Miley nunca puso esta casa a la venta, por lo que no está claro por qué la casa se ha vendido tan misteriosamente. ¿Ha sido el comprador el que le ha hecho a la cantante una oferta tan buena que no la ha podido rechazar? Si esto fuera así significaría que la persona misteriosa ya tenía su teléfono para contactar con ella, por lo que la hipótesis de que sea alguien famoso cobra aún más fuerza.

Como todo ha sido tan rápido a la de 'Wrecking ball' no le ha dado tiempo ni a construir allí recuerdos suficientes como para echar de menos la casa, aunque después de lo que le pasó con su casa de Malibú seguro que ha aprendido a darle a las cosas materiales el valor que tienen. La casa en la que vivía cuando estaba casada con Liam Hemsworth (31) se destruyó en los incendios de California y, al igual que el resto de las viviendas de la zona, la suya quedó reducida a cenizas.