'El Hormiguero'

Miguel Herrán está enfadado con los fans: su experiencia paranormal termina en destrucción total

Historias para no dormir.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

"Mucha gente me está preguntando por la casa de la que hablé en 'El Hormiguero'... Ya no hace falta que os diga nada, han entrado muchísimas personas y ya la casa no es lo que era. Han roto puertas, el armario y todo lo que era curioso. Me siento culpable. Dudo mucho que vuelva a compartir los sitios y las historias que conozco", ha escrito el actor Miguel Herrán (25) en Instagram. Está disgustado, y siéntate que te contamos por qué. 

Lo primero: a Miguel Herrán, como sabes, lo conocemos como Río, su personaje en la serie 'La Casa de Papel'. También entra en 'Élite', producción en la que hace de Christian. El caso es que su fama es interplanetaria, así que imagínate el impacto que tiene lo que pueda decir en un programa de televisión como 'El Hormiguero'.

Y eso es precisamente lo que ha pasado. Miguel Herrán acudió hace días al programa de las hormigas para presentar 'Hasta el cielo', la cinta de Daniel Carparsoro en la que trabaja como protagonista. El caso es que entre pitos y flautas el de Requena le preguntó varias cosillas personales. Y de todo lo que ha dicho lo que realmente captó la atención de la audiencia fue una experiencia paranormal vivida hace poco por el actor.

"Es una casa muy famosa que se llama El Castaño Oscuro y que tiene muchas historias de miedo detrás", ha empezado por contar Miguel refiriéndose a algo rarísimo que le pasó en una de sus visitas a su pueblo.

"Una de las historias, la que yo considero real, es que el matrimonio que se mudó a allí con su familia perdió a su hija pequeña. Se cayó en el estanque que tiene detrás y se ahogó. La madre, poco después, murió de un cáncer", explicaba el actor  antes de concluir que "el hombre decidió dejar la casa, no quiso saber más nada y se la regaló a una orden religiosa".

Los años han ido pasando y según Miguel mucha gente ha ido a visitar la casa solo para ver cómo era por dentro. Jamás ha pasado algo raro. Hasta que fueron Herrán y un amigo... ¿Preparada para una historia para no dormir?

"Entré con mi colega, que es cámara, y subimos a la planta de arriba donde había una especie de librería. Mi amigo se dio cuenta de que detrás del armario había algo. Empujó un poco (...) lo deslizó y se corrió el fondo del armario dejando al descubierto una habitación escondida con tres jaulas de metro y medio cada una", contó el actor que, añade, se fue de allí con su amigo "acojonado".

El caso es que no contento con lo que había vivido en aquel lugar, Miguel Herrán decidió volver a la casa con otro amigo de Madrid. "Nada más cruzar la puerta mi amigo se puso rígido (...) y empezó a caminar por allí como si fuera su casa de toda la vida. Empezó a mirar las cosas y a visitar las habitaciones (...) Era todo un poco raro", describe. 

Pero espérate que la cosa fue a peor porque al salir de allí su amigo empezó a hiperventilar hasta que se cayó al suelo. Miguel lo arrastró hasta el coche y hasta le tuvo que dar un par de guantazos para que reaccionara. Minutos más tarde su colega le confesó que dentro de aquel extraño lugar había oído una voz que le invitaba a quedarse, que no le iba a pasar nada, y que ninguno de los dos volvió a aquel lugar.

La historia pone los pelos de punta, pero lo que nadie se esperaba era que los fans del actor invadiesen el lugar. Está destruido, así que imagínate la desilusión de Miguel. Se siente responsable, además.

@miguel.g.herran / INSTAGRAM