GTRES

A Miguel Bosé le llega dramita de Hacienda, ¡y cancelaciones por doquier!

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid rechaza su recurso contra la Inspección

No son buenos tiempos para el cantante: tendrá que pagar la liquidación, y a la vez cancela su gira. 

CUORE.ES -

Dicen que a perro flaco todo se le vuelven pulgas, ¿no? Pues a Miguel Bosé le está pasando que como se cumpla también lo de que no hay dos sin tres, está por sobrevenirle el dramita final... Y es que en un mismo día se han sabido dos noticias: una, que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha rechazado el recurso que presentó frente a la inspección que le hicieron de Hacienda y dos, que además ha cancelado su minigira de este año. Suponemos que no le pasará como a cualquiera de nosotrxs, que si nos quedamos sin trabajo y nos viene una multa tenemos problemas muy muy graves, pero estará dolido igualmente.

Para empezar, los problemas con Hacienda

Los problemas fiscales de Miguel Bosé vienen de lejos, porque en 2019 consiguió salir de la lista de morosos de la Agencia Tributaria al terminar de pagar la deuda que tenía contraída pero, claro, aún le quedaban causas pendientes. La que ahora cobra protagonismo es una inspección que se realizó sobre su patrimonio en los ejercicios de 2010 y 2011 y por la que Hacienda le pidió pagar una elevada cantidad a cuenta del impuesto de sociedades y el de personas físicas.

En concreto, el fallo del Tribunal, que se refiere al cantante como 'don Lucas', ratifica que Bosé era el administrador solidario y único de Costaguana, empresa que se dedicaba a pagar al cantante por sus servicios... Y en la que el beneficio provenía directamente de él mismo. En resumen, para Hacienda y para la Justicia, utilizaba su empresa para declarar más beneficios como sociedad (con menos impuestos) y menos como persona (el IRPF), y además las cuentas no cuadraban.

En un extenso artículo publicado en El País se pueden ver claramente las diferencias entre los beneficios reales y declarados, así como otro punto de vital importancia para el caso (y también para nosotras, por el salseo que le añaden al asunto): la compañía se desgravó numerosos gastos no deducibles. Por ejemplo: el 'renting' de un Audi, un 'circuito cerrado domótico de televisión', tratamientos de fisioterapia o la compra de 'productos ibéricos', como jamones y lomos.

Así, Hacienda considera que Bosé tenía un "entramado de empresas" (con "importantes entradas y salidas de capital, provenientes de Luxemburgo y con destino a EEUU"), cuyo fin era una "inferior tributación para eludir la tributación del socio por el impuesto sobre la renta de las personas físicas". 

Y luego... La gira cancelada

Por si el disgusto de tener que pagar (y no llevar la razón) no fuese suficiente, además, se acaba de confirmar que el cantante ha cancelado una minigira (tan mini como que eran dos conciertos) para este verano. Iba a actuar en Valencia, Marbella e incluso Barcelona (aunque aún no había fecha para esta cita), y en pocas horas se canceló, primero el concierto del 17 de julio en el Estadi Ciutat de València, y después el del 24 de julio en la gala Starlite.

Hace muchos años que Bosé no canta en España y eso, junto con los problemas de voz a los que hizo alusión incluso en su entrevista con Jordi Évole, han llevado a que muchos se preocupen por su (ya de por sí delicado) estado de salud, sin embargo, su agencia de representación señala que se trata solo de "cambios en la agenda internacional" del artista. Estaremos atentas para ver qué le lleva al extranjero por esas fechas.