Juan Jose Ubeda / GTRES

A Melissa Jiménez y Marc Bartra se les acaba el amor: divorcio tras ocho años de relación

Tienen tres hijos en común

La periodista y el futbolista habrían tomado la decisión a principios de diciembre tras atravesar una "larga crisis sentimental".

MARIA JIMENEZ | CUORE.ES -

Melissa Jiménez y Marc Bartra formaban uno de los matrimonios más sólidos del panorama nacional. La periodista y el futbolista se conocieron hace ocho años, se casaron hace cinco en una romántica boda en Barcelona y son padres de tres hijos, Gala, Abril y Max. Afincados en Sevilla donde él juega para el Betis, ahora Vanitatis asegura en exclusiva que el matrimonio ha decidido separarse. 

Según dicha publicación, la pareja llevaba tiempo atravesando una "larga crisis sentimental", pero esperaban poder solucionarla por el bien de sus tres hijos. Algo que no ha sucedido y por eso a principios de diciembre tomaban la decisión de separar sus caminos de manera definitiva. Aunque Melissa echa de menos Barcelona, ciudad en la que reside su familia, la periodista habría tomado la decisión de seguir residiendo en Sevilla para que Marc y ella pueda criar a sus tres hijos y puedan pasar todo el tiempo juntos que necesiten como familia.

De momento, ninguno de los dos se ha pronunciado y todo indica a que no lo harán ya que siempre han sido muy celosos de su vida privada. Aunque nadie se esperaba la noticia, lo cierto es que la última imagen que Melissa compartió en redes sociales con Marc Bartra fue en agosto de 2021 y para promocionar una causa solidaria.

El 24 de septiembre de 2021 fue la última vez que Marc Bartra subió a su cuenta de Instagram una imagen junto a Melissa. Se trataba del concierto ofrecido por José Antonio en el estadio de la Cartuja.

Desafortunadamente no es la primera separación de la que hemos informado este 2022 ya que Tamara Gorro y Ezequiel Garay anunciaban su separación recientemente. En este caso, fue Tamara la que lo comunicó a través de un video en su cuenta de Instagram.

"Empiezo este 2022 haciendo este vídeo que jamás hubiese deseado grabar y ni siquiera pude llegar a imaginar. Ezequiel y yo nos vamos a tomar un tiempo como pareja, como matrimonio. Nos vamos a separar que no a divorciar porque consideramos que hemos actuado de una manera muy adulta o al menos ejemplar para nosotros y para nuestros hijos. Hemos parado a tiempo con la esperanza de volver a recuperar y de terminar la vida juntos como siempre hemos querido. Hablo con dolor porque hay amor. ¿Por qué digo esto? ¿Por qué lo digo ahora? Antes no lo he dicho porque la decisión no estaba tomada. Llevamos meses viviendo juntos sin ser pareja, hay muy buena relación... Pero evidentemente se va a proceder a dar pasos y eso implica que él y yo tengamos que estar en diferentes casas", decía visiblemente afectada.