Yui Mok / GTRES

Meghan Markle y el príncipe Harry retan al palacio de Buckingham tras perderlo todo

¡Movida!

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Fue a principios de 2020 (un par de meses antes de que comenzase la pandemia) cuando el Príncipe Harry (36) y Meghan Markle (39) anunciaban que querían dejar de ser miembros senior de la familia real británica. Una decisión que pilló un poco desprevenida a la reina Isabel II ya que las negociaciones privadas al respecto todavía no habían finalizado.

Pero como los duques de Sussex decidieron hacerlo público, la reina junto al príncipe Guillermo y al príncipe Carlos trabajaron lo más rápido posible para solventar esta salida poco o nada ortodoxa. Con la 'huida' del príncipe Harry y Meghan a Canadá y después a California, y con la llegada del Covid-19, la relación familiar parecía relajarse, pero la tensión ha vuelto a aparecer cuando se debía llegar a una situación definitiva. 

A la reina Isabel II no le ha temblado el pulso al dejar que los duques de Sussex hagan su vida fuera de palacio pero sin ningún tipo de concesión. Es decir, nada de títulos, ni patronazgos ni nada de nada. Una decisión que la prensa británica apoya ya que, según dicen, en estos temas las medias tintas no existen. 

"Siguiendo las conversaciones con el Duque, la Reina ha confirmado que al alejarse de su trabajo con la Familia Real no es posible continuar con las responsabilidades y obligaciones que tiene una vida de servicio público. Los actos con honores militares y patronatos reales que tenían que llevar a cabo el Duque y la Duquesa serán devueltos a Su Majestad para ser distribuidos entre los miembros activos de la Familia Real. Del mismo modo que estamos todos muy tristes por su decisión, el Duque y la Duquesa se mantendrán como miembros muy queridos de la familia", aseguraba Buckingham Palace en el comunicado que hizo público.

Sin embargo, la respuesta por parte de los duques de Sussex no se ha hecho esperar y muchos la han tachado de "innecesaria" y hasta de "maleducada"

"Como evidencia su trabajo en el último año, el duque y la duquesa de Sussex continúan implicados en su labor de servicio al Reino Unido alrededor del mundo y han ofrecido su continuo apoyo a las organizaciones que han representando más allá de su rol oficial. Todo podemos vivir una vida de servicio a los demás. El servicio es universal". 

Unas palabras que algunos expertos en asuntos monárquicos ven como un menosprecio a la Casa Real británica. Sea como fuere, ahora Buckingham Palace tiene otro asunto mucho más importante que tratar, como es la salud del duque de Edimburgo, quien lleva ingresado en el hospital desde la semana pasada al sentirse indispuesto.