SplashNews.com / GTRES

Así fue la primera 'quedada a escondidas' en un súper de Meghan Markle y el Príncipe Harry

Cita en la carnicería

Fingieron no conocerse. 

CUORE.ES -

La salida de los duques de Sussex de la monarquía británica les ha valido un sinfín de críticas, pero tenemos que decir que esto también ha tenido su parte positiva. Como royals en funciones, el matrimonio no podía conceder entrevistas más que para hablar de su labor como encargados de distintas organizaciones (que es un poquito rollo, la verdad) y se esperaba de ellos que se ciñesen a temas de conservación triviales e inofensivos, como charlar acerca del tiempo, en sus apariciones públicas. APASIONANTE. 

Sin embargo, en su nueva vida en Los Ángeles han encontrado una libertad que les ha permitido, entre otras cosas, hablar abiertamente de los motivos por los que abandonaron Reino Unido, en un primer momento en la polémica conversación que mantuvieron Oprah, y en la visita que el Príncipe Harry (36) ha realizado al podcast del actor Dax Shepard, 'Armchair Expert'.


Harry ha desvelado, por ejemplo, que en el primer viaje de Meghan Markle (39) a Londres para quedarse en su casa acordaron encontrarse en un supermercado para comprar provisiones y tuvieron que fingir no conocerse. Cómo nos gusta el riesgo. 

-LO TÍPICO QUE QUEDAS ENTRE LOS CHORIZOS Y EL PESCAO-

"Nos enviábamos mensajes desde cada extremo del pasillo. La gente se me quedaba mirando, me lanzaba miradas extrañas y se acercaba a mí para saludarme", le ha confesado el nieto de Isabel II a su anfitrión.

"Mientras tanto, yo le enviaba mensajes diciendo: '¿Esto es lo que quieres?', y ella me decía: 'No, estás buscando papel de horno'. Y yo no lo encontraba por ninguna parte. Tenía puesta una gorra de béisbol y mantenía la vista fija en el suelo para intentar pasar desapercibido. Es increíble la cantidad de chicles que ves, ¡es un desastre!". Por favor... 

Esa situación jamás se habría producido en Los Ángeles, en opinión de Harry, ya que en su nuevo hogar puede salir a la calle sin temor a que se produzca un tumulto: "Desde que vivo aquí, puedo levantar la cabeza y me siento diferente. Noto los hombros más relajados, y Meghan también; puedes caminar sintiéndote un poco más libre. Puedo llevar a Archie en la parte trasera de mi bicicleta. Nunca había tenido la oportunidad de hacerlo", ha explicado.

¿Has hecho alguna vez algo así con tu 'chuleo'?