GTRES

"Meghan Markle puede ser una pesadilla": los amigos del príncipe Guillermo hablan

El círculo más íntimo del duque de Cambridge no se calla más.

Tras meses y meses de silencio por parte de los más íntimos del príncipe Guillermo y Kate Middleton sobre su relación con el príncipe Harry y Meghan Markle, ahora ha llegado su turno.

CARMEN RAYA -

Parece ser un secreto a voces que el príncipe Guillermo y Kate Middleton no tienen la mejor de las relaciones con el Príncipe Harry (36) y Meghan Markle (39). ¿Por dónde empezar? Bueno, para entender el porqué de esta tensión hemos de remontarnos hasta los inicios de la relación entre el hijo menor del príncipe Carlos y la que fuera actriz de la serie 'Suits'. Ya por entonces se decía que a los duques de Cambridge no les gustaba el protagonismo de Meghan y por ello ya surgieron las primeras tensiones.

Sin embargo, cuando a principios de 2019 los duques de Sussex decidieron anunciar que abandonaban su papel como miembros senior de la casa real británica, la cosa se puso más que seria. La prensa inglesa vio en este gesto un acto de traición a la reina Isabel II y llamó a su "huida" el 'Megxit'. Desde entonces, la relación entre los hermanos empeoró y todo estalló por los aires cuando desde Estados Unidos, Meghan y Harry concedieron una entrevista a Oprah en la que contaron cosas como el deseo de ella de no seguir viviendo, los comentarios racistas sobre la raza de Archie por parte de algunos miembros de la familia real británica y el reproche del príncipe Harry a su familia pro no ser más abierta. 

Aunque tras esta entrevista el príncipe Harry viajó a Inglaterra para asistir al funeral de su abuelo, el príncipe Felipe de Edimburgo, y parecía que había habido un acercamiento entre los hermanos, ahora hemos conocido que no. Para nada. 

"Meghan Markle puede ser una pesadilla", aseguran amigos íntimos del príncipe Guillermo, quienes hartos de tantas especulaciones se han atrevido a hablar con el periodista Robert Lacey del periódico británico 'Daily Mail'. Unas palabras que no dejan en muy buen lugar a la esposa del príncipe Harry.

Según estos amigos, Meghan nunca llegó a encajar en la familia y el príncipe Harry decidió poner fin a la situación abandonando Inglaterra y separándose de sus raíces. Unos orígenes con los que se encontrará dentro de poco ya que ha volado de nuevo a Londres para asistir en unos días a la inauguración de la estatua de la princesa Diana de Gales. Un acto en el que todavía no sabemos si los hermanos coincidirán o serán eventos separados para no tener que posar antes las cámaras juntos y no crear así más morbo del necesario en una cita en la que se pretende honrar la memoria de su madre.