GTRES

El padre de Meghan Markle desmiente hasta mentir y una vez mentido... ¡Se acabó lo desmentido!

Thomas Markle da su propia entrevista

Normal que se trabe un poco, si pierde el hilo hasta él mismo

CUORE.ES -

En la entrevista que ha mantenido con Oprah como parte del especial que ha grabado para la cadena CBS, Meghan Markle (39) no solo ha tenido palabritas contra la casa real británica por haberles fallado tanto a su marido como a ella a la hora de protegerles del acoso de la prensa local y por haber tolerado comportamientos o comentarios racistas a su costa, sino que también ha hablado de las decepciones que se ha llevado con su propia familia, incluyendo la mentira de su propio padre, que ahora él mismo ha reconocido.

- Las 8 frases de Meghan Markle en la entrevista con Oprah que dejarán un poco menos 'living' a Isabel II.

- Meghan Markle embarazada, el Príncipe Harry, Archie y... Lo que no se vio en la entrevista con Oprah.

Meghan ha ofrecido por primera vez su versión de los acontecimientos que acabaron provocando que Thomas Markle, no acudiera a su boda en 2018 tras salir a la luz que había organizado posados para los paparazzi. Meghan ha desvelado que, cuando le informaron de que esa noticia iba a publicarse el fin de semana antes de su boda y ella le preguntó directamente si era cierta por teléfono, él le mintió abiertamente.

"Le dije que la institución nunca había intervenido en nuestro nombre, pero que a lo mejor podría hacer algo para frenar la historia, aunque si lo hacía una vez, no podría volver a utilizar esa misma influencia para proteger a nuestros hijos en un futuro, así que le pedí que me dijera la verdad para que pudiéramos ayudarle. Y no fue capaz de ser sincero conmigo", le confesó la duquesa a Oprah.

- El padre de Meghan Markle no irá a la boda de su hija con el príncipe Harry.


Ahora Thomas, que vive en Rosarito (México) ha reaccionado a estas acusaciones de "traición" para reconocer que de hecho sí mintió a su hija, que desearía haber actuado de otra forma, pero a su vez no ha dejado de tratar de justificarse alegando que se sentía atacado por la prensa a diario y que no había nadie para protegerle. También ha lamentado que haya tenido que lidiar con las consecuencias de sus actos públicamente y "frente al resto del mundo". 

De hecho, Thomas dice que dejará de hablar cuando Meghan y el Príncipe Harry (36) le hagan caso, aunque igual no va muy de buenas cuando asegura:  "Todos cometemos errores... Pero yo nunca he jugado desnudo al billar ni me he disfrazado de Hitler" (haciendo alusión a algunas de las polémicas de Harry en el pasado."

Sorprendentemente, Thomas ha restado importancia a las declaraciones de su hija acerca de las 'conversaciones' que se habrían producido en palacio antes del nacimiento de su nieto Archie para discutir el posible color de piel que tendría el bebé, y que ella ha asociado al racismo que aún imperaría en la monarquía como institución.

"Supongo y espero que fuera una pregunta tonta por parte de alguien. Podría ser así de simple, algo que alguien dijo sin pensar, en vez de un comportamiento racista. Respeto mucho a los 'royals' y no creo que la familia real sea racista", ha afirmado él en una entrevista a 'Good Morning Britain' en la que también insiste en que le cuesta creer que el trato que ha recibido su hija y las críticas que se le han dedicado en la prensa británica tengan connotaciones racistas.

"Me cuesta creerlo porque nunca ha habido ningún problema con Meghan en el colegio ni en ningún lugar, y tampoco lo he percibido en Inglaterra, que creo que es más liberal que los Estados Unidos en cuestiones de raza. No creo que se le haya hecho bullying por culpa del racismo", ha opinado.