Doug Peters / GTRES

Meghan Markle no tendrá palacio pero sí fiestón de princesa de cumpleaños

Contrata a Colin Cowie, el organizador de eventos de los famosos

¿Quién necesita a la Familia Real teniendo una mansión en Santa Barbara para celebrar tus 40 años?

CUORE.ES -

El 4 de agosto Meghan Markle (40) cumplirá 40 años y, según la información a la que ha tenido acceso el Daily Mirror, planea celebrarlo por todo lo alto (porque allí el covid es pasado pisado, según parece) con sus amigos y familiares en su mansión de Santa Barbara.

Pese a que se tratará aparentemente de una reunión íntima a la que "solo" asistirán unos 65 invitados (dadnos comillas más grandes para remarcar ese "solo", que hemos estado en bodas menos multitudinarias), Meghan quiere asegurarse de que todo salga a la perfección y por eso habría recurrido a los servicios de Colin Cowie, el organizador de eventos de confianza de su amiga Oprah Winfrey que ha trabajado para famosos como Jennifer Aniston, Tom Cruise, Kim Kardashian West o Jennifer Lopez... Algunos de ellos conocidos por celebrar las fiestas más espectaculares que se hayan visto jamás.



Dicen también los rumores que el Príncipe Harry (37) habría encargado una tarta en una tienda de repostería cercana a su casa llamada Posies & Sugar, pero aunque todo apunta a que será una fiesta digna de una princesa (aunque ella sea duquesa), el tono en general de la velada será muy diferente a los banquetes a los que ambos asistían con frecuencia antes de abandonar definitivamente la monarquía británica.

Y más:

- Todo lo que necesitas para organizar la mejor pool party de la historia

- La noche salvaje de Kylie Jenner y sus 'BFF'

- Las Kardashian también 'reciklan': esto es lo que hacen con las sobras de sus fiestones

Para empezar, los asistentes no tendrán que sentarse en los asientos que se les asigne de antemano y, en su lugar, la comida se presentará en mesas de las que cada persona podrá servirse a su antojo. El menú, por otra parte, estará compuesto exclusivamente por productos locales y se acompañará con vino de las bodegas de la zona.

Aunque vaya a tratarse a todas luces de una celebración informal, si se toma como referencia la 'baby shower' que Meghan organizó en Nueva York antes del nacimiento de su primogénito Archie, lo más seguro es que acabe siendo una jornada inolvidable para los afortunados que hayan conseguido una invitación. ¡Esperemos enterarnos de lo que pasa por allí dentro!