Handout / GETTY

Las 8 frases de Meghan Markle en la entrevista con Oprah que dejarán un poco menos 'living' a Isabel II

Esto es darle el trabajo hecho a los guionistas de The Crown

ARACELI OCAÑA | CUORE.ES -

Esto es más grande que lo de Lourdes, esto es más fuerte casi que lo de Diana. Por nuestra parte, creemos que el guion de la próxima temporada de The Crown se puede saltar varios capítulos de la vida de la Familia Real británica (y mira que hay salseos entre medias) y llegar hasta 2019 que es cuando cuentan Meghan Markle (39) y el Príncipe Harry (36) en su entrevista con Oprah tooooodo lo que han vivido como miembros de la misma hasta decidir que se marchaban. Ha habido de todo: acusaciones de racismo, peligro real por la salud mental de ella y muchos enfrentamientos, en general, con el resto de miembros de la 'family'.

- Meghan Markle, el príncipe Harry y Oprah: 30 segundos y sueltan chipicientas cosas "muy impactantes".

Como son muchas, hemos decidido recopilar las siete mejores frases de Meghan y Harry a Oprah para que no pierdas el hilo:

1. A Meghan la silenciaron por su "protección"

Era uno de los aspectos más esperados de la entrevista porque en uno de los avances de la misma se veía claramente cómo le preguntaba Oprah y, efectivamente, no ha defraudado. Meghan ha explicado que le pidieron que tanto ella como sus familiares y amigos debían responder con un "sin comentarios" a todo lo que dijesen y, en lo que muchos interpretan como una clara alusión al príncipe Eduardo y el escándalo que rodeaba a Jeffrey Epstein, añadía: "Estaban dispuestos a mentir para proteger a otros miembros de la familia, pero no estaban dispuestos a decir la verdad para protegerme a mí y mi marido."

2. Meghan tuvo pensamientos suicidas durante su primer embarazo... Y le dijeron que se apañase sola

WPA Pool / GETTY

Al parecer, la pareja decidió abandonar la Familia Real hace dos años, en 2019, cuando ella estaba embarazada de Archie, su primer hijo. Fue durante su famoso viaje por Australia (en el que ella se encontraba fatal, por cierto, y creemos que algo de esto tuvo algo que ver en esas tensiones familiares) cuando decidieron que ya estaría. Antes de eso, en 2018, ella le había contado a su marido que tenía pensamientos suicidas una noche justo antes de salir hacia un acto benéfico en el Royal Albert Hall. Al ver las imágenes, nosotros solo vemos una pareja feliz, pero ella se ve a sí misma agarrándose a él para sobrevivir, no quería ir sola, le pidió que la acompañase y se pasó llorando media noche en un salón privado.

Sus problemas de salud mental fueron el detonante de todo, pues recibieron entre cero y menos cien ayuda por parte de la casa real: "No quería vivir más. Era un pensamiento muy claro, real, constante. Acudí a una de las personas más 'senior' para pedir ayuda. Comparto esto porque hay mucha gente que... Tiene miedo de decir que necesita ayuda, y sé personalmente lo difícil que es no solo decirlo, sino que te digan que no. [Ir a un hospital] es lo que yo pedía. Y no puedes hacerlo así de fácil. No puedes pedir un Uber al palacio, no te puedes ir."

Sobre la posición de la familia en este aspecto, parece que fueron ellos los que le negaron todo porque "no sería bueno para la institución." Y Meghan, que tuvo que buscar ayuda en uno de los confidentes de la princesa Diana ("¿Quién si no podría entenderme mejor?"), reconoce todo por lo que ha pasado: "Sufro mucho. Quiero decir, he perdido a mi padre [se refiere a que no se hablan, él publicó hasta una carta en la que le pedía que parase de hablar de ella]. Quiero decir, está también la pérdida de tu identidad. Pero aquí estoy, aguantando, y mi esperanza es que la gente que está pasando lo mismo sepa que hay otra versión. Que sepa que la vida merece la pena."

Como explica Harry, la postura de su familia es la de siempre: "Para la familia, tienen esta mentalidad de: "Esto es lo que hay. Así es como tiene que ser y no puedes cambiarlo. Todos hemos pasado por ello."

3. Que Harry y Meghan se casaron antes de su famosa boda

En contra de lo que todo el mundo creía, la pareja no contrajo matrimonio el 19 de mayo de 2018 en la capilla del castillo de Windsor, sino que lo hizo en secreto tres días antes de su mediático enlace. Se reunieron con el arzobispo y le dijeron: "Mira, esto, el espectáculo, es para el mundo, pero queremos una unión para nosotros dos."

¿Quién está llorando? Nosotras.

Aunque cueste creerlo, antes de comprometerse y pasar por el altar Meghan no sucumbió a la tentación de googlear a su futura familia política, así que no comprendía del todo que implicaría su nueva posición como royal. De hecho, Sarah Ferguson -tía de Harry y exmujer del príncipe Andrés- tuvo que enseñarle a hacer correctamente una reverencia a la entrada del Royal Lodge de Windsor, justo antes de su primer encuentro con la reina Isabel, cuando la antigua actriz descubrió que así era como debía saludar a la abuela de su futuro marido. 

4. Que fue Kate Middleton la que hizo llorar a Meghan antes de su boda y no al revés

GTRES


Su cuñada Kate fue quien la hizo llorar antes de su boda y no al revés, como se aseguró en su momento, pero al final se disculpó con ella: "Y me trajo flores y una nota pidiendo disculpas." De hecho, ha ido más allá y ha explicado que tras el incidente, que tuvo lugar porque Kate quería que las niñas de las flores, incluida la princesa Charlotte, llevasen medias siguiendo el protocolo, y Meghan no, todo quedó en nada, pero aumentado por la prensa: "No estoy compartiendo ese incidente con Kate para hacerla de menos. Creo que es importante que la gente entienda la verdad... Quisiera creer que ella quisiera que eso quedase aclarado y quizá, de la misma forma que Palacio no dejaría que nadie lo negase, tampoco le dejasen a ella porque es una buena persona."

Sin medias, ganó Meghan.

5. Que a la Familia Real le preocupaba (bastante) el futuro color de piel de Archie

Chris Allerton/©SussexRoyal / INSTAGRAM


Ciertos miembros de la monarquía expresaron su preocupación por el tono de piel de Archie antes de su nacimiento y, más en concreto, ante la posibilidad de que fuera "demasiado negro". Ni Harry ni Meghan han querido dar nombres porque saben que podrían dañar para siempre la reputación de dichas personas, pero él reconoce que se trató de una conversación muy incómoda que le dejó muy confundido. En contra de lo que dicta el protocolo, al bebé no se le otorgó automáticamente el título de príncipe o princesa ni su propio dispositivo de seguridad.

"La idea de que nuestro hijo no estuviera a salvo, y también de que el primer miembro de color de esta familia no tuviera el mismo título que el resto de nietos... La otra parte clave de aquella conversación fue que... Cuando eres el nieto del monarca, automáticamente Archie y nuestro próximo bebé serían príncipes o princesas. Nadie tiene derecho a quitarles eso. Cuando estaba embarazada, dijeron que querían acabar con esa tradición, ¿pero por qué?", ha lamentado Meghan.

- Meghan Markle y el Príncipe Harry revelan el sexo del bebé de la manera más raruna.

6. Que Harry tiene buena relación con la Reina, pero no con su padre o su hermano

Los duques de Cambridge y Sussex: Guillermo y Príncipe Harry | Paul Grover / GTRES


En contra de lo que muchos piensan, a día de hoy Harry mantiene una muy buena relación con su abuela pese a su salida de la monarquía británica y a lo largo del último año han hablado más de lo que lo habían hecho en la última década. Sobre su padre y su hermano, Harry ha dicho algo bastante fuerte, y es que él ha podido seguir su propio camino, pero ellos están "atrapados", algo que viene a darnos la sensación de que realmente no quisieran estar donde están ahora mismo por formar parte de la línea sucesoria directa.

Sobre Carlos, Harry dice: "Me siento muy decepcionado, porque ha pasado por algo parecido. Sabe lo que duele... Pero también, a la vez, siempre lo querré. Ha habido mucho dolor. Continuaré manteniendo como una de mis principales prioridades curar esa relación."

Y sobre su hermano, el príncipe Guillermo, "como he dicho anteriormente, quiero a Guillermo hasta las trancas. Hemos pasado un infierno juntos y hemos compartido muchas experiencia, pero estamos en caminos diferentes. El tiempo lo cura todo, espero."

7. Que Harry no recibe dinero de la casa real desde hace tiempo ya

Por esta entrevista se dice que han cobrado unos 7 millones de dólares, y esperemos que los aprovechen bien porque su labor actual, según explicó Harry a James Corden (cuando también hablaron sobre 'The Crown'), es seguir una línea solidaria, como cuando representaban a la Monarquía. Este dinero y sus contratos con Spotify o Netflix no fueron planeados pero necesarios para mantenerse después de perderlo todo. "Tengo lo que me dejó mi madre" ha dicho Harry sobre su situación monetaria.

8. ¡Que esperan una niña!

Para que no todo fuese dolor y malos rollos, también hubo momento para anunciar, fuera de protocolo y de forma raruna, que su próximo bebé será niña y nacerá en verano.