Eddie Mulholland / GTRES

Meghan Markle comienza el 'juego de tronos' dando bien de cera a la Casa Real

Se acabaron las tonterías

CUORE.ES -

Solo unas horas después de que la Casa Real británica confirmara que había iniciado una investigación sobre las acusaciones de acoso laboral que ha venido recibiendo, por parte de su antiguo equipo en palacio, la duquesa de Sussex Meghan Markle (39), la televisión estadounidense ha recibido un nuevo extracto de la entrevista que tanto la antigua actriz como su marido, el Príncipe Harry (36), concedieron recientemente a la presentadora Oprah Winfrey.

El contenido de esa conversación no podría ser más oportuno teniendo en cuenta la enésima polémica que se ha generado en torno a la duquesa, a la que se atribuye un comportamiento supuestamente autoritario y hostigador hacia sus antiguos empleados en el Reino Unido. Y es que al tiempo que la institución monárquica daba cierta credibilidad a las mencionadas acusaciones con la apertura de estas investigaciones, Meghan Markle ha querido dejar muy claro, en diferido, eso sí, que no se callará a la hora de denunciar los abusos y mentiras de los que habría sido objeto.

via GIPHY


"¿Cómo te sientes ante la perspectiva de que en palacio te van a escuchar hoy hablando de tu verdad?", le dirige la estrella televisiva en un momento de la charla. "No sé cómo podrían esperar que, después de tanto tiempo, nos quedáramos callados si La Firma mantiene un papel activo a la hora de perpetuar falsedades sobre nosotros", ha asegurado Meghan así de contundente sobre la necesidad de intervenir directamente cuando se le injuria a ella o a su familia.

Se desconoce hasta qué punto el uso del apelativo 'La Firma' puede conllevar, en este caso concreto al menos, una connotación negativa hacia la familia política de la antigua protagonista de la serie 'Suits', ya que es un término que ciertamente se utiliza en la prensa para criticar a los 'royals' por su actitud corporativista y excesivamente protectora, pero que también es empleado cariñosamente por sus propios miembros para incidir en la clara condición de la familia Windsor.

Lo que está claro es que Meghan y Harry, ya 'exempleados' de la casa real, sienten que no tienen nada que "perder" compartiendo su propio relato sobre los asuntos que les incumben. "Si todo eso llevara consigo el riesgo de perder algo... No sé, creo que ya no se puede perder mucho más", ha sentenciado la duquesa.