Matthew Perry y su prometida Molly Hurwitz rompen su compromiso de boda

Tan solo una semana después de 'Friends: the reunion' el actor anuncia la triste noticia

Y en anillo pa' nunca.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Si ya sabíamos nosotras que a Matthew Perry le pasaba algo cuando lo vimos en el capítulo especial de 'Friends', y por mucho que su dentista se diese prisa en explicar que detrás de su comportamiento extraño solo había una operación dental, hoy se ha demostrado que además tenía otros motivos por los que estar así de raro. Resulta que él y su prometida Molly Hurwitz han puesto fin a su compromiso 6 meses después de prometerse, y esto nos lleva a preguntarnos... ¿Podría ser esto más triste?

El actor y Molly se comprometieron en noviembre de 2020, después de un par de años de noviazgo y, pese a que no está claro qué fue exactamente lo que les llevó a la ruptura, Matthew ha dicho a la revista 'People' que "A veces las cosas simplemente no funcionan y esta es una de ellas. Le deseo lo mejor a Molly".

Nuestro adorado Chandler Bing solo tuvo buenas palabras para la directora literaria, 22 años más joven que él, cuando se comprometieron y aseguró que lo que le hizo tomar la decisión de dar el paso a comprometerse fue que "por suerte, resulta que estaba saliendo con la mejor mujer de la faz del planeta en ese momento".

Antes de su relación con Molly, Matthew estuvo también con la actriz de 'Masters of Sex' Lizzy Caplan (salieron desde 2006 hasta 2012) y después de ella su única relación conocida fue la de Molly.

La noticia llega solo una semana después de que se emitiera el esperado capítulo de 'Friends: the reunion' en HBO Max y HBO en España, que nos dio un montón de momentazos como las palabras de Jennifer Aniston (52) y David Schwimmer admitiendo por fin de que estuvieron enamorados el uno del otro cuando interpretaban a Rachel y a Ross, o el cameo de Lady Gaga (35) cantando a duo 'Smelly cat' con Lisa Kudrow.  

Esperamos que el actor se recupere pronto de esta triste noticia y podamos verle de nuevo sonriendo e igual de feliz que le recordábamos.