GTRES

El matrimonio de Jay-Z y Beyoncé empezó regulín regulero

Él mismo lo ha reconocido. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

El matrimonio de Beyoncé (39) y Jay-Z es una crónica de una muerte anunciada. Su relación no empezó con buen pie y, por lo que ha confesado el rapero, parece que seguirá un poco torcida. Jay-Z está de lo más revelador, se le ha soltado la lengua en su nuevo disco y... ¡no calla! 

No sabemos qué le parecerá a Queen B pero lo de que hubo infidelidades ya es un secreto a voces. 

Te han pescao, bacalao. 

Tan solo unas semanas después de dar la bienvenida al mundo a sus dos retoños, va y se pone a sacar trapos sucios... Ains.

Ha sido de nuevo en uno de los clips de su nuevo album donde Jay-Z se ha explayado y se ha confesado como la Pantoja: "Esta es mi vida verdadera. Yo solo corrí hasta aquí y construimos esta gran, hermosa mansión de una relación que no estaba construida al 100% de verdad, y se empezó a agrietar”. 

Por lo que ha contado, les fue muy difícil recomponer su relación después de las sonadas infidelidades: "Llegamos a un punto en el que dijimos: ‘Vale, tiremos todo esto y volvamos a comenzar desde el principio’… es lo más difícil que he hecho nunca”. Bueno, ahora que tienen dos bebés más, será que la cosa ha tomado el buen camino, ¿no?

El rapero dice que superar los baches de su matrimonio ha sido más complicado que crecer en un barrio chungo e incluso que recibir un disparo. ¡Qué fuerte! 

Lo que tenemos claro es que Beyoncé, es mucha Beyoncé y que si ha seguido con su marido después de esto, es porque hay amor del bueno.