maria_castro_jato / INSTAGRAM

La maternidad le quita el sueño a María Castro

La actriz no puede más

Su mensaje en Instagram sobre la maternidad... ¡Nos da mucho sueño! 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Ser madre no es fácil y eso es un secreto a voces. Vale que es de las cosas más bonitas del mundo pero... A muchas mamis y papis les trae por el camino de la amargura (a veces), y una de ellas es María Castro, que se ha marcado un 'no puc mes' en Instagram

La actriz no gana para corrector de ojeras y necesitaba sincerarse con sus seguidores, ya sabes, mal de muchos... Y con una foto en la que se ve de sobra que lleva sin catar la cama en condiciones unos cuantos días, nos ha hablado de la parte fea de la maternidad. Sí, la de no poder pegar ojo porque tu bebé tiene una 'rave' montada en la cuna. 

Sin sueño no hay paraíso. 

María es madre de dos niñas, Maia y Olivia y esta última al parecer le está dando toda la guerra del mundo, pero a ver, si es que es muy pequeñita... Nació en octubre de 2020. 

"Y llegó el día en que ya no pude más, y entonces me sentí más humana que nunca..!", comienza la actriz en Insta. Se viene dramita... 

"Antes de continuar, quiero aclarar que en el fondo, me siento igual de feliz y agradecida con la vida, por mantenernos a todos sanos dentro de esta locura, y habernos regalado dos niñas sanas..así que mi cara, simplemente, es la viva imagen y el reflejo puro del agotamiento.". 

Su cara te suena. 

"Porque la maternidad es LO MEJOR QUE ME HA PASADO EN LA VIDA..,eso que vaya por delante, pero tiene sus luces y sus sombras.
Muchos sabéis que estamos con un plan de sueño, que éste nos ha devuelto la paz a nuestras noches... pero en el “mundo bebé” nada es matemático ni exacto...!", qué nos vas a contar, amigui... 

Y aquí es donde viene la fiesta: "Sea por lo que fuere (hitos de desarrollo, crisis de crecimiento, cualquier cosa que se le pase a Olivia por la cabecita y que desconozcamos…) , llevamos una semana nocturna complicada... pero es que esta noche... ESTA NOCHE...se ha convertido en la fiesta de los despertares!!! A partir del decimoquinto he dejado de contar...:me he pasado más parte de la noche de pie que sentada, más tiempo sin camiseta para dar de mamar que con ella puesta, más tiempo hablando a un bebé que aún no me entiende que callada... Resultado final... me he quedado dormida esta mañana! A la mayor la he levantado tan en volandas que la pobre no sabía ni dónde estaba, mi cabeza me latía con tanta fuerza que me reventaba a más no poder mientras yo me he vestía ágilmente, dejándome el pijama puesto por debajo y a Olivia... a Olivia ni siquiera se lo he quitado... y así tal cual, rumbo al cole!". 

Menos mal que María, como tantas otras familias, cuenta con la ayuda de los abuelos (que si no...): "La suerte: unos abuelos cerca que siempre están dispuestos para el rescate..gracias a ellos, pude echarme una siesta reparadora esta mañana en la que he llegado a soñar...una horita nada más..Y NADA MENOS!"

"Como siempre, mi cabeza se mantiene fuerte y mi optimismo intacto.. pero esta vez ha sido mi cuerpo el que ha decidido parar..y esta vez tamb, he decidido escucharlo..cosa rara en mí. Y es precisamente por eso, por lo que escribo este post... no sólo para conseguir que todos nos sintamos un poco más cerca en este caminito de la maternidad/paternidad..sino para recordarme que soy humana y que merezco escucharme más... mucho más!". 

Claro que sí, todos somos humanos como Chenoa. ¡Ánimo, María!