GDG / GTRES

Martiño Rivas nos da envidia con su posado 'fresquiño'

El verano es para pasarse el día en bañador y 'mojadito'.

CUORE.ES -

Pues sí, los famosos son los primeros en darnos envidia con sus vacaciones y claro, para eso están las redes sociales para presumir a tope cuando uno se lo está pasando bien. Si el otro día era Cristina Pedroche (32) la que subía los fueguitos de Instagram con un posado junto a marido (David Muñoz) ahora es Martiño Rivas el que nos ha puesto los dientes largos con una foto de sus días de relax y desconexión

El actor como no puede ser de otra forma está en la costa... ¿Dónde? Pues no lo sabemos ya que nuestras investigaciones no llegan tan lejos por una simple foto de Martiño en bañador, toalla y con un fondo al que nos gustaría teletransportarnos. Pero lo que es obvio es que de vacaciones el muchacho si que está. Aquí las pruebas:

Como título de la imagen el actor elegía escribir: "Arroz pegao', agüita de coco, frutita pelá, cuqui!". Una serie de palabras un poquito inconexas con la que sabemos que algo quiere decir pero se lo dejamos a aquellos que les gustan los jeroglíficos. 

Oye y que también a aprovechado el veranito para hacerse el Camino de Santiago:

Este año no ha sido uno de los mejores para Martiño Rivas ya que hace unos meses se hacía pública su ruptura con Kayoko Everhart y no por una revista del corazón, no, sino que por el Ministerio de Cultura. Te parecerá rarísimo que fuese un organismo público el encargado de sacar a la luz la ruptura entre el actor y la bailarina pero todo tiene una explicación. Esta información saltó a la palestra cuando Kayoko fue promocionada en la Compañía Nacional de Danza para convertirse en primera bailarina. Un ascenso en su carrera que se habría producido por medio de un concurso cuyo tribunal estaba presidido por el director de la Compañía Nacional de Danza, Joaquín de Luz, que a su vez  resultaba ser la actual pareja de la bailarina japonesa de ahí que se empezase una investigación para ver si hubo algún trato de favor. 

Pero públicamente Martiño no dio pie a que se hablase más de esto y ni si quiera hizo visible su preocupación ya que siempre ha llevado en absoluta discreción tanto su noviazgo como su paternidad. Pues nada, solo nos queda decirle al actor que disfrute de estas vacaciones y que a su vuelta ya se verá que se cuece por ahí. ¡Qué envidia!