GTRES

María Pombo vende su casa... Y tiene motivos

Rumores de crisis con Pablo Castellano

Las especulaciones no dejan de crecer.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

María Pombo (27) y su marido, el empresario Pablo Castellano, han puesto su casa a la venta, y claro, el paso dado por la pareja ha generado un montón de preguntas, dudas y especulaciones. La habían renovado y decorado hace poquísimo tiempo, por lo que nadie entiende muy bien qué hay detrás de esta decisión. ¿Crisis en la pareja? ¿Nuevos proyectos de vida? La influencer ha salido ya a explicar qué está pasando.

Para empezar, decirte que la casita de los Pombo-Castellano no es el típico piso que te compras cuando empiezas una vida en familia. Se trata de una espectacular propiedad decorada con todos los detalles en la que viven con el pequeño Martín, el primer y único hijo del matrimonio. El niño acaba de cumplir un añito, y si eres seguidora de María, sabrás que en su familia todo parece ir muy bien. No hay señales de crisis. Ni económica, ni de pareja. Entonces, ¿por qué se mudan? Si hace nada habían hecho hasta un 'house tour' para mostrar la residencia...

Ha sido el programa 'Socialité' el que ha avanzado la noticia. Aseguraron que la pareja desea vender, dando paso a muchísima especulación. María Patiño ha dado hasta una cifra: nada más y nada menos que 1.385.000 eurazos. ¡Casi nada! ¿Cuántos pisos te comprarías con este dinero? Da igual, sigamos.

El caso es que en un encuentro con periodistas hace unos días, la instagramer ha aceptado hablar del tema. Sin llegar a confirmar la decisión y sin negarla. Ambigua. Perooo, ¿qué ha dicho al final? Pues dejando caer un "ya lo veréis". La madrileña quiso también aclarar cómo está su matrimonio: "Con Pablo va todo fenomenal (...) A la gente le encanta imaginar, pero no hay ningún problema; lo de vender la casa son decisiones que se toman en familia y por razones que nosotros sabemos. Proyectos nuevos en 2022", explicó.

La vivienda de María Pombo es... Un casoplón

En total son 200 metros cuadrados totalmente reformados por la empresa de Pablo Castellano, Grupo Archarray. Lo hicieron justo antes de tener a su primer hijo, Martín, y la verdad es que una decisión como esta no es lo más habitual.

Una cosa, si sale adelante la venta seremos muchxs los que echaremos de menos ver fotos requetebonitas del salón, de la habitación del peque, de la piscina o del vestidor de la influencer, ¿no te lo parece?