Richard Shotwell / GTRES

Marc Bartra y Melissa Jiménez vuelven a casa, vuelven (aunque no sea Navidad)

Como en casa, en ningún sitio.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Después de año y medio en el Borussia Dormunt, Marc Bartra regresa al fútbol nacional de la mano del Real Betis, el equipo de la orilla del Guadalquivir; aunque a quien trae "de la mano" (dicho por ella) es a su querida Melissa Jiménez.

"Ha sido un año y medio intenso, te has entregado por completo y has defendido los colores de tu equipo con orgullo", escribe la periodista en sus redes, con una entrañable foto donde se les ve en el campo, con la pequeña Gala.

"Ahora seguimos escribiendo nuestra historia, con otros colores y otras vivencias, pero sobretodo con mucha ilusión. Empecemos nuestro nuevo camino juntos, de la mano, como siempre hacemos" concluye Melissa, no sin antes desearle a su "amor" "toda la suerte del mundo".

La misma suerte que quieren para Melissa sus amigas, que se han despedido de ella firmándole una bandera de España (seguro que te lo hicieron en tu Erasmus), que la periodista ha compartido con todos en su 'Stories':

melissajimenezgp / INSTAGRAM

Nos las imaginamos buscando Adiós en el traductor de Google.

Marc Bartra ya tiene puestos sus nuevos colores: el blanco (como la pureza) y el verde (como la esperanza), y así de contento le hemos podido ver ya sobre el césped del Benito Villamarín:

"Agradecido a toda la familia Bética por esta Bienvenida que no olvidaré", ha escrito el central en Instagram.

Pues nada, ya solo habrá que esperar el momento del parto de Melissa (al final no tendrá la doble nacionalidad) y ver si se decide por el Hospital Macarena o por el Virgen del Rocío (el segundo más cerquita del campo, así le pilla mejor al papi). 

Mientras tanto, podrán irse de cervecitas (sin alcohol) a la plaza del Salvador, que a cualquier hora pega.