Jesus Briones / GTRES

Malú pasa su Nochebuena más triste tras fallecer uno de sus gatos

Adiós a Chanelo

La cantante no ha querido dejar pasar la oportunidad de compartir con sus seguidores este duro golpe que ha recibido en plenas Navidades.

MARIA JIMENEZ | CUORE.ES -

Que las Navidades son un momento de felicidad y recogimiento con nuestros familiares es así. Pero también lo es que la vida sigue y aunque no queramos, durante estos días también puede ocurrir alguna que otra desgracia. Esto es precisamente lo que le ha ocurrido a Malú, quien nos ha desvelado que una de sus mascotas ha fallecido. "Gracias por todo el amor q me has dado en estos años… Te quiero leoncito mío. Ya estáis todos juntos…", escribía la cantante junto a dos imágenes en las que aparece en la primera junto a Chanelo, el gato que ha fallecido, y en la segunda se ve al felino junto al resto de mascotas de la cantante.

Los seguidores de Malú han llenado inmediatamente su perfil en Instagram de mensajes de apoyo, dado que esta época del año es más sensible si cabe todavía cuando ocurren este tipo de desgraciados eventos. 

Chanelo se hizo muy conocido en redes sociales por una divertida imagen que Malú compartió en pleno confinamiento en la pandemia, donde aparecía tumbado en una alfombra tomando el sol.

Desafortunadamente esta no ha sido la único pérdida a la que ha tenido que enfrentarse Malú este año. En el mes de abril, la cantante se despedía de su perra Danka.

Navidad, época para recordar a los que ya no están

Aunque todos intentamos pasar las Navidades lo más contentos posible, también es una época del año en la que nos acordamos de los que ya no están. Por eso María Forqué, hija de Verónica Forqué, ha querido rendir homenaje a su madre, quien se quitaba la vida el pasado lunes 13 de diciembre. La joven ha escrito una carta de amor en la revista Shangay donde defiende la decisión de su madre, y aunque le duela, asegura que debemos respetar a aquellos que deciden terminar con con su vida: "La muerte es un nacimiento a la siguiente fase, no es el fin. Tenemos que cambiar esta manera triste y negativa de ver la muerte en Occidente, porque es irreal y nos hace sufrir. Y el suicidio también está muy estigmatizado por la influencia de la Iglesia. ¿Por qué alguien no puede acabar con su vida, si es suya? Quién mejor que uno mismo para decidir que no quiere seguir más en este juego e irse al siguiente. Tengamos respeto."