INSTAGRAM

Malena Costa está muy triste y con razón

Su mejor amiga desde la adolescencia.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

El 2018 no ha empezado tan bien para todos. Sobre todo, si hablamos de Malena Costa. Si la modelo acababa despidiendo un año maravilloso pasándolo bien, el nuevo ha comenzado con algunas malas noticias. La mallorquina se ha tenido que enfrentar a una pérdida muy importante para ella. La de su perrita Llisa, que llevaba en su vida desde que tenía 15 años y de la que no ha podido despedirse.

Malena ha decidido hacerle un homenaje, tanto por redes sociales como en su propio blog. La mami de Mariete y Matilda ha aprovechado para contarnos su historia junto a Llisa, quien desde el momento que fueron a buscarla, no se separó de los pies de la modelo y cómo consiguió enamorar a toda la familia desde el primer momento.

También recuerda de ella el buen carácter que tenía y lo mucho que le gustaba jugar con cualquier persona o perro. Lo mucho que le gustaban y lo cuidadosa que era cuando había un bebé cerca. Pero sin duda, Malena lo que más recuerda es el apoyo tan grande que fue Llisa cuando sufrió las desdichas típicas de la adolescencia y comenzó a sentirse un poco sola. Pero Llisa siempre estuvo ahí.

Después de 13 años, Malena confiesa que los bóxers son bastante propensos a los tumores y que Llisa tuvo que hacer frente a algunos. Unos benignos, pero otros no. Pero que siempre los afrontó con alegría y que nunca tardaba mucho en mejorarse y estar de jugueteo otra vez con todo el que se le pusiera delante.

 

Roco estaba enamorado de Llisa... era su referente ❤️ Llisa te echaremos siempre de menos ❤️

Una publicación compartida de malenacosta7 (@malenacosta7) el

Lamenta no haber podido ir a visitarla más en estos últimos años a casa de sus padres. Pero es normal, desde que ha sido madre la pobre Malena ha estado más liada que la pata de un romano. Aun así, dice que cada vez que aparecía por la puerta, la perrita la recibía como si nunca hubiera pasado el tiempo para ellas.

Malena guarda un recuerdo maravilloso de ella y se queda con los buenos momentos que han compartido. Aunque la modelo no haya podido despedirse, seguro que Llisa no se lo hubiera echado nunca en cara.

Ánimo Malena, seguro que Llisa te quería muchísimo y sabía que tú sentías lo mismo.