GTRES

Maisie Williams nunca terminó el instituto pero tiene un plan a lo Arya Stark

La actriz está planteándose volver a estudiar pero de una manera diferente

La clase está oscura y alberga horrores.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Aunque ahora miremos a Maisie Williams y veamos a una mujer de los pies a la cabeza, cuando la actriz firmó el contrato para interpretar a Arya Stark en la serie 'Juego de Tronos', sólo tenía 12 años, por lo que nunca llegó a completar su educación, algo que le avergüenza enormemente. Sin embargo, igual que su personaje en la serie, tiene un plan para todo, incluido retomar sus estudios, y está considerando hacer un curso de idiomas ahora que es lo suficientemente mayor como para elegir centrarse sólo en las materias que le gustan.

La actriz asistió esta semana como invitada al podcast 'Table Manners' de Jessie Ware, donde la presentadora le preguntó cómo terminó su educación mientras rodaba la serie, a lo que ella respondió: "No lo hice. Estoy mortificada, absolutamente mortificada... aún hay tiempo".

La presentadora le preguntó entonces si volvería a estudiar y ella respondió: "He estado pensando en esto recientemente. Cuando estuve en Francia el año pasado, tomé un montón de clases de francés y me encantó y me encantó aprender de nuevo y siento que estaba tan traumatizada por la escuela que pensé que no disfrutaba aprendiendo, pero en realidad sí lo hago. Especialmente ahora que tengo la suerte de poder hacer educación individual en cualquier materia que quiera. He estado pensando que, hmm, no sé, pero serían los idiomas, ya sabes. Me encantan los idiomas. En realidad, sólo sé hablar francés. Y quizás japonés, pero sólo puedo decir como dos frases".

Maisie se ha mudado de Londres al campo con su novio Reuben Selby y aunque esperaba "odiar" la vida rural, cree que ha tomado la decisión correcta. "Estuve en Londres como cuatro o cinco años. Me di cuenta de que no salgo de casa, no me gusta ir a ningún sitio y si voy a comer y la mesa de al lado está demasiado pegada me asusto. Nunca fui realmente consciente de ello hasta que estuve con Reuben y él me dijo: 'Sabes que odias absolutamente muchas de las cosas que haces la mayor parte del tiempo', y siento que era una de esas cosas que me gustaba hacer en mi cabeza como: 'Sí, voy a quedar con los amigos, vamos al pub', pero en realidad no creo que me guste tanto..."

"Pensé que me iba a mudar al campo y lo iba a odiar, pensando: '¿Dónde está Deliveroo, dónde está la cafetería?', pero ha sido tan fácil y creo que he tomado la decisión correcta", concluyó.