INSTAGRAM

La madre de Marina ('LIDLT3') podría estar saliendo con un tentador de 'LIDLT1'

¡Qué fuerte! 

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Paren rotativas, o lo que se pare en estos tiempos digitales, porque la madre de Marina García, Yolanda Rodríguez, ha dado la campanada y bien fuerte si lo que se rumorea sobre ella es verdad. La madre de la concursante de 'La isla de las tentaciones 3' podría estar saliendo con uno de los tentadores de 'La isla de las tentaciones 1'. Ahí es nada. Porque aunque Marina está siendo la verdadera protagonista dentro del 'reality', fuera sus padres la están liando pero bien.

Ahora se dice, se comenta, se rumorea que Yolanda podría estar saliendo con Antonio López, uno de los solteros que intentó seducir a Susana Molina en la primera edición de este exitoso formato. ¿Nos lo creemos? Pues la verdad es que todo parece indicar que entre Antonio y Yolanda hay más que una bonita amistad porque se dejan muchos comentarios muy cariñosos en sus respectivas cuentas de Instagram.

Sin ir más lejos, recientemente Yolanda le comentaba en una imagen y le decía "my love". Blanco y en botella... Sin embargo, la madre de Marina no es la única que está dando de qué hablar. Recientemente el padre de Marina, José Luis, le tiraba los trastos a María Patiño sin cortarse un pelo.

"María me gusta muchísimo. Me gusta su manera de ser, estoy dispuesto a darle lo que ella me pida. He coincidido con ella un par de veces en Sevilla, aunque ninguna de esas veces hemos hablado. Fue en un bar de copas, o una terraza, hace tiempo ya. Cuando la vi dije: 'Mira, María Patiño', me llamó la atención, es muy guapa", ha dicho José Luis. 

Aunque eso no es todo lo que tenía que decirle porque José Luis no se ha mordido, para nada, la lengua: "A lo mejor a María Patiño le interesa saber cómo la tengo yo. Jajajaja. La tengo normal, un tamaño estándar. Pero da juego”. A estilo no le gana nadie, ¿verdad? Pero bueno, dejando de lado este comentario, José Luis ha seguido con su táctica para ligarse a María. 

"María, tengo muchas ganas de conocerte, para lo que quieras aquí estoy. Me pareces una mujer muy guapa, con mucho coraje y a mí me gustan las mujeres así”, zanjaba. Lo mejor de todo es que esto se lo decía directamente a María Patiño y esta no dudaba en pararle los pies: “Un halago es un halago, pero hay un problema y es que soy una mujer profundamente enamorada”.