Madonna obliga a uno de sus bailarines a besarle los pies

La Reina del Pop es demasiado exigente.

Parece que Madonna es una jefa de lo más estricta. La cantante no toleró que un bailarín llegara tarde a un ensayo de su Rebel Heart Tour y le obligó a disculparse de una forma muy peculiar. Le tuvo que besar los pies a la Reina del Pop para que le perdonara su retraso.

Según ha contado una fuente al periódico New York Daily News, "el bailarín llegó solo unos minutos tarde y no paraba de disculparse". Pero, por lo que parece, esto no fue suficiente para Madonna.

Los trabajadores son conscientes de la faceta maniática de la Reina del Pop, de la que saben que todo tiene que estar perfecto antes de que llegue.

Todos los artistas tendrán sus manías pero esta vez Madonna se ha pasado, ¿no crees?