© Meleah Loya / GTRES

Última hora sobre el estado (grave) de Luke Perry

El actor está hospitalizado y sedado.

CUORE.ES -

Luke Perry, el actor de la mítica serie 'Sensación de vivir' y de una otra, más actual, que se llama 'Riverdale', sigue ingresado en el hospital tras sufrir un derrame cerebral masivo. Que sí, que nuestro Dylan está ingresado luchando por su vida.

Aunque su pronóstico es reservado, el representante del actor ha asegurado que Luke no está en coma, tal y como se sospechaba. Se encuentra sedado, en observación, y todo lo que deseamos es que se ponga bueno cuanto antes.

¿Cómo ha pasado? Los paramédicos han acudido a la residencia del actor, en Sherman Oaks, Los Ángeles, tras recibir una llamada de emergencia. Pedían para socorrer a alguien que acababa de sufrir un derramen cerebral, y el afectado era ¡Luke Perry!

Muchas han sido las estrellas de Hollywood que han acudido a las redes sociales para manifestar su cariño por el actor. Entre ellas, Shannen Doherty, la actriz que hacía de su novia en 'Sensación de vivir', y que actualmente lucha contra un cáncer.

La hospitalización de Luke ha pasado solo unas horas después de que FOX anunciara su intención de producir un 'reboot' de la serie 'Sensación de vivir'. Luke no iba a formar parte del proyecto, pero aún así llama la atención que se haya puesto malo justo cuando iba a volver la serie de su vida.

El actor acababa de rodar 'Érase una vez en Hollywood', la cinta de Quentin Tarantino en la que entran, como protagonistas, Leonardo DiCaprio (46) y Brad Pitt (57). A Luke también le tenemos que dar las gracias por papeles como Pike en 'Buffy cazavampiros' o Billy en 'El quinto elemento'. Y aunque nuestro eterno Dylan haya estado largos años en el olvido (lo sentimos, pero es así), la serie 'Riverdale' le ha devuelto al ruedo mediático. 'Riverdale' es una adaptación de los cómics Archie creados por John L. Goldwater. En la historia, Luke hace de Fred Andrews, padre del prota.

Fue con 'Sensación de vivir' que Luke Perry se hizo famoso, y de hecho, hasta entonces, trabajaba como obrero de la construcción. Al principio, FOX no lo quería en la serie, fue Aaron Spelling, el productor, quien apostó por él. Esperemos que se recupere pronto. ¡Ánimo, Luke!